window.dataLayer = window.dataLayer || []; gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'G-RHX7GHN9Z7');
Categorías: DulcesTartasTodos

Tortita-tarta de frambuesas + clafoutis

Hacer un dulce a veces es complicado. Más bien pensarlo: qué tienes, qué te apetece, qué utensilios puedes usar, cuánto tiempo tarda en hacerse… Las tortitas y crepes no requieren mucha elaboración, pero sí estar al tanto para ir poniendo la masa en la sartén, darle la vuelta e ir sacándolas. De ahí la receta de hoy: simple como unas tortitas, pero sin tener que estar pendiente de ello. Lógicamente el resultado no son tortitas si no una tarta dulce con una textura esponjosa y tierna peculiar y muchas posibilidades para variarla :)

Dificultad: fácil
Tiempo de preparación: 30 minutos (+ reposar)
Raciones: para 1 tarta de 8 porciones
Ingredientes:

♥ 1 taza de harina de trigo integral
♥ ½ taza de avena en copos
♥ ¼ de taza de almidón de maíz (maicena) o de tapioca
♥ 1 cucharadita de levadura de repostería
♥ 2 cucharadas de tahini (preferiblemente tahini blanco)
♥ 1 cucharada de azúcar (u otro endulzante al gusto)
♥ ½ taza de bebida de soja (sin sabores)
♥ 1 taza de agua
♥ pizca de aceite de oliva o margarina 100% vegetal (para untar el molde)
♥ 12-14 frambuesas frescas

Engrasa ligeramente un molde para horno pequeño (18 cm de diámetro aprox). Precalienta el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.

En un bol pon la harina, avena, almidón, levadura y azúcar y mézclalo con unas varillas a mano. Agrega el tahini, bebida de soja y agua y bátelo a mano hasta que no queden grumos (excepto la avena, que se seguirá viendo). Quedará como una masa para tortitas, un pelín más ligera.

Vierte la masa en el molde y por encima pon las frambuesas.

Hornéalo a altura media, a 190ºC, durante 20 minutos y si quieres que se dore por arriba, 5 minutos más con calor solo por arriba.

Sácalo y deja que al menos se temple antes de probarlo.

El resultado es este, una tarta con masa de tortitas horneada en lugar de a la sartén, con sus frambuesas que se deshacen al cortarla.
No es que sea una tarta extremadamente dulce (he puesto 1 cucharada de azúcar más por el efecto tostado que por el sabor), así que si tus frambuesas no son muy dulces puede que quieras añadir algo más a la masa. Por ejemplo un par de dátiles batidos o medio plátano hecho puré. Con eso es suficiente para que la masa quede más dulce. O añadir una cucharada más de azúcar.

El molde es pequeño, de 18 cm de diámetro, antiadherente y no desmontable. Aunque en la mayoría de sitios sigan vendiendo moldes de tamaño Godzilla, es mucho más interesante tener moldes de tamaño más pequeño, se ajustan más a la realidad y nos sirven para más cosas. Los moldes gigantes solo te sirven para cosas gigantes, y no suele ser lo habitual, por lo que acaban en el cajón o el estante de «las cosas de cocina» criando polvo o muriéndose de aburrimiento porque para llenarlo y usarlo tienes que hacer masa para un regimiento. Compra moldes útiles, de tamaños pequeños, que se ajusten a lo que sueles cocinar. Seguramente lo más grande que necesites sea una base redonda para pizzas. El resto con que tengan 20 cm de diámetro o menos es suficiente.

Esta foto es de una segunda versión. Misma masa pero sin dejar que se dore por arriba. El interior es igual: esponjoso, húmedo, abizcochado, muy sedoso (no, no se te hace una bola :P) y con los trocitos de frambuesa dándole color y sabor.

Por qué estos ingredientes

Masas para tortitas se pueden hacer miles diferentes. Yo misma tengo subidas recetas de tortitas en las que cambiando algún ingrediente las transformamos en una receta nueva.
En esta ocasión quería una masa integral (de ahí la harina integral), con textura (copos de avena), que subiese pero no demasiado (levadura), con un ligero sabor a fruto seco tostado (tahini, que además aporta las grasas), dulce (azúcar), tierna y elástica (almidón de maíz), con trocitos de sabor y cremosidad (frambuesas), como una tortita pero con toda la masa y al horno.

Para asegurarme de obtener todas estas características he utilizado los ingredientes que os he puesto y lo he batido a mano con un batidor de varillas (de globo). Si lo batís con la batidora moleréis la avena y el resultado será más bizcocho que tortita (que también está bien, ojo). Los copos de avena van absorbiendo la humedad de la masa si los dejamos un tiempo, pero sobre todo permanecen enteros hasta al menos la mitad de la cocción, haciendo de «peso» para la masa e impidiendo que suba demasiado por acción del leudante y de la humedad de la propia masa. Con menos cantidad de avena este efecto es imperceptible, y con más cantidad la masa tiende a quedar más bajita y compacta pero igualmente exquisita.
Si hacemos la masa con la batidora es como añadir harina de avena integral. No tenemos copos si no pequeñísimas partículas de avena que no van a hacer mucho peso pero que sí van a soltar a la masa las pequeñas cantidades de aceites y gomas (β-glucanos) que contienen y que compensan en parte el peso del salvado (los puntitos más oscuros que vemos en una harina integral) permitiendo que la masa pueda expandirse mejor en el horno. Es decir, que si queréis convertirlo en un bizcocho, haced la masa con la batidora :P

¿Y sin huevos?

Las tortitas y bizcochos se suelen hacer con huevo porque así lo hemos aprendido, pero para hacer cualquiera de estos dulces no es necesario pensar en cómo hacerlo con huevo y después reemplazarlo. Piensa directamente en la masa, no en lo que poner, quitar o sustituir. Puedes echar un vistazo a cualquier otra receta de bizcochos, tartas o dulces que tengo subida para ver más sobre el tema.

Un bizcocho básico solo necesita harina, agua y levadura de repostería. Todo lo demás que añadimos es para mejorar la textura, el color y el sabor. Las grasas (aceites líquidos y sólidos a temperatura ambiente), por ejemplo, hacen la masa más suave, ayudan al leudado y dejan unos preparados más palatables. Los azúcares (sea azúcar blanco, panela, sirope, de fruta, etc) no solo aportan dulzor, también ayudan a que se dore la masa, retiene humedad, enternece… Y los líquidos son imprescindibles si no queremos hornear solo polvo :P
Como decía antes, puedes leer otras recetas de dulces, ya que explico las funciones de los ingredientes en todas ellas, y también tienes una extensa explicación en el libro Galletas Veganas.

Parece un clafoutis

Sí, esto me lo dijeron en Instagram :) El clafoutis tiene un aspecto similar. También es una especie de tarta bajita con fruta, normalmente cerezas (si se hace con otras frutas se puede llamar flaugnarde – Puedes leer y descargar el Larousse Gastronomique en Archive.org) con una masa muy parecida a la del flan, que se cuaja en el horno.

El clafoutis y flaugnarde se hacen tradicionalmente con huevos, leche, azúcar y en ocasiones una pizca de harina. Esta mezcla cuaja en el horno con las frutas y se sirve. Es decir, nos queda una especie de tarta con más consistencia que un flan, con una textura que recuerda a la tarta de queso francesa, dulce y que se deshace en la boca. Esto también se puede hacer vegano, por supuesto :)

Esto sí es clafoutis de frambuesa (o flaugnarde de frambuesa). La masa es muy diferente aunque el resultado visualmente sea parecido. Pongo también la receta:

Clafoutis/flaugnarde de frambuesa

Dificultad: fácil
Tiempo de preparación: 35 minutos (+ reposar)
Raciones: para 8 porciones
Ingredientes:

♥ aprox. 20 frambuesas frescas
♥ 3/4 de taza de almidón de maíz (maicena)
♥ 3/4 de taza de harina de garbanzos
♥ 1/4 de taza de azúcar
♥ 3 cucharadas de aceite de oliva
♥ 1 cucharadita de levadura de repostería
♥ 1 cucharadita de ralladura de limón
♥ 1 taza de bebida de soja (sin sabores)
♥ 1/2 taza de agua
♥ azúcar glacé o almendras molidas para decorar
♥ una pizca de aceite o margarina 100% vegetal para untar el molde

Precalienta el horno a 190ºC con calor arriba y abajo. Engrasa ligeramente un molde redondo pequeño para tartas (18 cm de diámetro está bien) y pon las frambuesas (enteras o cortadas por la mitad).

En un bol bate, con un batidor de varillas manual, el aceite con el azúcar y la ralladura de limón. Añade el almidón, harina de garbanzos, levadura, bebida de soja y agua y bátelo enérgicamente hasta que no queden grumitos.

Viértelo sobre las frambuesas y hornéalo a 190ºC, con calor arriba y abajo, 30 minutos o hasta que la parte superior empiece a dorarse.
Sácalo y deja que se temple o se enfríe del todo antes de servirlo.

Fácil, ¿verdad?
Por encima puedes espolvorear con azúcar glacé o con almendras molidas (igual que el azúcar, lo pones en un colador y tamizas sobre la tarta).
Aunque no es una receta de comer a diario, sí que es uno de los dulces con los que te puedes atrever porque es difícil que te salga mal ;)

Hoy no quería enrollarme demasiado, menos mal que ya he dado mucho la tabarra en otras recetas y puedo poner esas referencias :P Ante las dudas aconsejo leer esas otras recetas, realmente no es tan complicado comprender cómo funciona la masa de  un bizcocho aunque tenga su «truco«.

Y cosas que no os había puesto antes…

A finales de febrero estuve en el Foro Veggunn como ponente junto con compañeras/os como Lucia Martínez (DimeQueComes.com), Miguel Camarena, Aitor Sánchez (Mi Dieta Cojea), Alejandro Moruno y David Román (UVE). Hablamos de muchas cosas y atropellamos el tiempo de nuestros compañeros (sin querer ^^U) en un evento grandote (no sé cuánta gente había exactamente, me dijeron que unas 250 personas). Bueno, en la web de Veggunn podéis ver todos los vídeos y todas las ponencias, yo os pongo aquí la mía (porque yo he venido a hablar de mi libro xD)

Allí también podréis ver info sobre lo que comenta Aitor en su ponencia: estudio sobre población vegana en España. Echadle un vistazo porque aún se puede participar y sería muy beneficioso para tod@s tener una visión global de los hábitos y la salud en general de la población vegana española, ya que aquí poco se estudia y poca importancia se le da… Pero bueno, las cosas van cambiando y hemos empezado a ser visibles (¡hola! ¡existimos!).

via GIPHY

También estuve en el programa Tapas a Media Noche de SpainMedia Radio para hablar de veganismo, comida, gastronomía, activismo y lo que surgiese ;)

Como decía, las cosas van cambiando y poco a poco las cosas se normalizan. Hace 15 años ya nos hubiera gustado que algún medio se interesase por alguna de estas cuestiones, sea veganismo, cocina vegana o activismo ;) Yo me lo pasé muy bien en el programa y me han llegado mails con felicitaciones (¡gracias de nuevo!) por estas intervenciones. Me gusta que resulte interesante lo que digo y me gusta que a la gente le interese, no por mí, si no por todos estos temas que hace años parecían completamente enterrados <3

CreatiVegan.net

Ver Comentarios

  • Enhorabuena por el post.
    Para alguien que se está iniciando como yo, tanto en la cocina en general como en el veganismo y cómo sustituir unas cosas por otras y en qué puede afectar al resultado final, resulta muy útil todo el conocimiento que transmites y cómo explicas qué hace cada cosa en vez de poner sólo la receta y ya.

    Gracias! ;)

Entradas recientes

Mi nuevo libro de técnicas de cocina vegana

Bueno, el título creo que es bastante explícito, ¿no? ;) Pues ya ha salido Cocina…

9 meses ago

Parmigiana vegana de Zaraida

Hacía tiempo que no publicaba por aquí, pero la ocasión lo vale. Una receta que…

10 meses ago

Norfolk dumplings en sopa de verduras

La receta de hoy nos puede resultar bastante peculiar porque los "dumplings" no son algo…

1 año ago

Poutine vegano

Cada vez que un plato se hace icónico todo el mundo se quiere apuntar el…

1 año ago

Flan de plátano

Perdonad el título soso para la receta de hoy. Deben ser los calores. La verdad…

1 año ago

Casserole de macarrones y hamburguesa

Igual suena raro el título, pero el plato es así, una preparación al horno de…

2 años ago