window.dataLayer = window.dataLayer || []; gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'G-RHX7GHN9Z7');
Categorías: OtrosTodos

Tortilla de espinacas con queso crema vegano

Dificultad: fácil
Tiempo de preparación: 20 minutos
Raciones: para 2-4 personas
Ingredientes:

♥ 1 taza de espinacas congeladas
♥ 2 cucharadas de aceite de oliva
♥ 1/4 de cucharadita de sal
♥ 1/4 de cucharadita de ajo en polvo (o 1/4 de diente de ajo, picado, sin nervio central)
♥ 3 cucharadas de queso crema vegano (he usado Sheese Original)
Para la mezcla de «huevo»:
♥ 6 cucharadas de harina de garbanzo
♥ 3 cucharadas de maicena
♥ 1 cucharada de harina de trigo
♥ 2 cucharadas de leche de soja
♥ 1 cucharada de vinagre de manzana
♥ 1 cucharadita de cebolla en polvo
♥ 1/4 de cucharadita de sal
♥ una pizca de nuez moscada

Pon las espinacas en una sartén mediana o pequeña junto con 1/2 taza de agua, a fuego fuerte. Vigílalo de vez en cuando y muévelo.

Mientras, pon en un bol todos los ingredientes de la mezcla de «huevo» vegetal (las harinas, cebolla, sal, nuez moscada y cebolla en polvo), mézclalo bien y ve añadiendo poco a poco 3/4 de taza de agua, batiendo bien para que no queden grumos.

Cuando en la sartén donde están las espinacas apenas quede agua (se habrán descongelado por completo) añade 1 cucharada de aceite de oliva, la sal y el ajo, y remuévelo bien a fuego medio 2 minutos. Saca las espinacas y bátelas a mano en el bol con la mezcla líquida de harinas que hemos hecho.

Pon 1 cucharada de aceite en una sartén grande antiadherente a fuego medio. Cuando esté caliente vierte la masa de espinacas, tápalo parcialmente (utiliza una tapadera con agujeros) y ponlo al mínimo. Deja que se cueza 5 minutos, quita la tapa y dale la vuelta con una espátula grande, un girador de tortillas o un plato. Hazla por el otro lado, también al mínimo, pero sin tapar, de 3 a 4 minutos (no dejes que se tueste, sólo que esté hecha y cuajada).

Saca la tortilla de espinacas a un plato grande y deja que se temple.

Bate el queso crema vegano ligeramente, lo suficiente como para que se pueda extender con facilidad. Extiéndelo por toda la tortilla, llegando hasta los bordes, lo más homogéneamente que puedas.
Enrolla la tortilla con cuidado de que no se rompa (si se te rompe un poco al principio no pasa nada) y déjala reposar un par de minutos.

Sírvela templada en rodajitas.

Como veis esta es otra forma más de sustituir el huevo. Se pueden hacer miles de combinaciones dependiendo en qué lo vayamos a utilizar. En este caso necesitamos hacer una tortilla fina y elástica, que no se nos rompa al enrollarla, por eso he añadido maicena y harina de trigo. Con sólo harina de garbanzo es un poco más complicado y corremos el riesgo de que acabe muy seca o demasiado poco hecha si queremos poder enrollarla. La harina de garbanzo cocinada no ofrece demasiada elasticidad, pero sí consistencia. Con la maicena (también se puede usar harina de arroz glutinoso o de tapioca) se pueden hacer tortillas más finas y esponjosas que no se rompan, puesto que tiende a gelificar. Y con la harina de trigo añadimos algo de gluten, que hará que nos quede un poquito más esponjosa a la vez que nos aporta elasticidad y aglomeración. El vinagre de manzana es para evitar que toda la tortilla nos sepa a garbanzo (la harina de garbanzo sabe a garbanzos secos, no cocidos), pero no se nota ni la acidez.

Ya he utilizado quesos veganos para untar en otras ocasiones, así que poco más os puedo contar de ellos. Que saben como los tradicionales y que son muy versátiles, pero eso también lo he dicho :P Con la tortilla queda genial y no hace falta que lo acompañes con nada más. De hecho con un par de lonchas gruesas sirve para una persona, llena bastante (por eso he puesto que es para 2-4 personas).
Como es muy típico lo de la tortilla de espinacas, lo podéis cambiar por otra verdura cortada o picada fina: brócoli, pimientos, acelgas, coles de Bruselas, calabacín… en este caso os recomiendo que lo piquéis bien fino y lo salteéis a fuego fuerte unos minutos antes de incorporarlo a la masa líquida. Si cocéis las verduras antes de ponerlas en la tortilla acabarán demasiado hechas. Además, picándolas muy finas se hacen en un minuto en la sartén con poco o nada de aceite, salteándolas. Tened en cuenta que después se van a cocer con la masa, así que más vale no pasarse cocinándolas ;)

CreatiVegan.net

Ver Comentarios

  • He llegado hasta tu log por casualidad y me está encantando..estoy a un paso de prescindir de huevos y pescado (de lacteos, carne, derivados y gluten ya lo hice hace 2 años) y blogs comop el vuestro me ayudan un montón.

    Esta tortilla parece deliciosa...me tengo que animar..

    Con tu permiso me quedo como seguidora y fisgando un poquito..

    Muaks
    Carmen
    http://www.dietamediterraneasana.blogspot.com

  • ... Una receta muy rica, y realmente fácil. Yo he utilizado espinacas frescas en lugar de congeladas y queda igualmente bien. Todavía tengo que mejorar lo del "enrollado", un poco más de práctica, supongo.

  • buenisima la receta, donde puedo conseguir ese queso o algo similar en argentina?

Entradas recientes

Mi nuevo libro de técnicas de cocina vegana

Bueno, el título creo que es bastante explícito, ¿no? ;) Pues ya ha salido Cocina…

9 meses ago

Parmigiana vegana de Zaraida

Hacía tiempo que no publicaba por aquí, pero la ocasión lo vale. Una receta que…

10 meses ago

Norfolk dumplings en sopa de verduras

La receta de hoy nos puede resultar bastante peculiar porque los "dumplings" no son algo…

1 año ago

Poutine vegano

Cada vez que un plato se hace icónico todo el mundo se quiere apuntar el…

1 año ago

Flan de plátano

Perdonad el título soso para la receta de hoy. Deben ser los calores. La verdad…

1 año ago

Casserole de macarrones y hamburguesa

Igual suena raro el título, pero el plato es así, una preparación al horno de…

2 años ago