window.dataLayer = window.dataLayer || []; gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'G-RHX7GHN9Z7');

Tater tots con calabacín

«Tater tots» no tiene traducción al castellano. Bueno, sí, «críos patata» xD. Lo que quiero decir es que aquí no tenemos una preparación similar con un nombre propio. Hacemos bolitas de patata, croquetas, si nos ponemos creativas hacemos koftas… pero no es exactamente lo mismo. Los tater tots son cilindrines de patata que se fríen y se sirven calentitos en lugar de patatas fritas o puré de patatas, pero no tienen por qué ir rebozados o empanados, ni que tener forma de bola. Eso sí, son super fáciles de hacer y le podemos sacar muchos usos, por eso he subido esta receta :)

Dificultad: fácil
Tiempo de preparación: 60 minutos + tiempos de reposo
Raciones: para 40-44 tater tots
Ingredientes:

♥ 750 g de patatas (en mi caso 3 medianas tirando a grandes)
♥ 325 g de calabacín (3/4 de calabacín grande)
♥ aprox. ½ cucharadita de sal
♥ aprox. 2 cucharadas de aceite de oliva

Lava muy bien las patatas, con un cepillo suave bajo el grifo, y ponlas a hervir en una cacerola mediana con abundante agua. Cuando empiece entre en ebullición baja un poco el fuego y deja que se cuezan 25-30 minutos, hasta que al pincharlas estén tiernas (pero no se deshagan).

Mientras se hacen las patatas lava muy bien el calabacín y rállalo con un rallador de agujeros grandes. Espolvorea con ¼ de cucharadita de sal, remuévelo y déjalo reposar media hora o hasta que las patatas ya estén frías.

Cuando las patatas estén tiernas escúrrelas y ponlas en un bol con agua bien fría para que se enfríen rápido.
Si tienes patatas ya cocidas porque te han sobrado de hacer otros platos te ahorras estos pasos.

Escurre el calabacín apretándolo bien con la mano y drenando el líquido. Debe quedarnos húmedo pero no chorreando agua. Esto es importante porque si dejamos el agua va a ser imposible formar los tater tots (la masa quedará líquida).

Pela las patatas y pásalas por un pasapurés o rállalas con un rallador de agujeros grandes.

Mézclalo con el calabacín rallado y añade un poco más de sal (no más de ¼ de cucharadita). Mézclalo muy bien. Puedes probarlo y añadir una pizca más de sal al gusto.

Prepara una bandeja de horno con papel para hornear.
Precalienta el horno a 215ºC con calor arriba y abajo.

Ve cogiendo porciones de masa, más o menos 1 cucharada para cada croquetilla, y dándoles forma de cilindro. Ve dejándolos en la bandeja de horno, con una pequeña separación entre sí.

No pasa nada si te quedan irregulares.
Para hacerlo más rápido y más iguales puedes usar una manga pastelera con una boquilla redonda grande (un poco más pequeña que para hacer croquetas).

Cuando estén todos hechos (saldrán entre 40 y 44) y en la bandeja, pincélalos con el aceite de oliva o utiliza un atomizador de aceites (será más rápido).

Mételos al horno a altura media y hornéalos a 215ºC durante 15 minutos.
Saca la bandeja (ten cuidado, saldrá mucho vapor caliente cuando abras el horno), dales la vuelta con cuidado y vuelve a meterlos en el horno otros 15-20 minutos más, hasta que estén dorados.

Sácalos y si se han pegado un poquito al papel deja que reposen 5 minutos antes de quitarlos de la bandeja y servirlos.

Los puedes servir calientes, templados o fríos, para picar, como acompañamiento, como guarnición, como un ingrediente más en guisos y ensaladas… por poner unos ejemplos ;)

Como comentaba al principio, son como croquetillas de patata que pueden ir o no rebozadas/empanadas y que se suelen hacer fritas. Estas que yo he hecho llevan calabacín, pero los tater tots «normales» se hacen solo con patata.
Mi consejo es que le pongáis algo más, sea calabacín, cebolla caramelizada, coliflor rallada y dorada o lo que queráis, porque así estarán más buenos aún.

Si los hacéis fritos, pasadlos primero por harina de garbanzo + agua (unas 3 cucharadas de harina de garbanzo + 1 taza de agua + 1 cucharada de vinagre, bien mezclado) y después por una mezcla de harina de arroz + almidón de patata (mitad y mitad) o harina de trigo integral. Se hacen rápido, a 175ºC aprox., con bastante aceite, tardan unos 4 minutos. Después sacadlos a un plato con papel de cocina absorbente.

A mí me gustan al horno, dejando que se doren acaban crujientes por fuera y tiernos por dentro. Para que se doren más lo que podéis hacer es abrir un pelín la puerta del horno cada 10 minutos, dejar que salga el vapor de agua (serán unos segundos) y volver a cerrar. Vamos, un par de veces en todo el proceso. Así la parte exterior se secará más rápidamente y se dorará un poco más. Eso sí, que no se os quemen ;)

Una cosa que puede pasar al hornearlos es que se expandan. Esto se evita en parte abriendo el horno y dejando que salga el vapor, como comentaba más arriba, pero también haciendo la masa más seca (añadiendo por ejemplo 2 cucharadas de harina de trigo). De todas formas no pasa nada porque se expandan, después volverán a su forma, aunque un poco arrugados, pero da igual siempre que estén buenos :P
Los míos están un poco aplastados porque hay bastantes horas de diferencia entre su salida del horno y las fotos (ya no había luz natural, así que a esperar :P), pero de  un día para otro están super buenos :D Vamos, que es una de esas típicas comidas a las que le hincarías el diente para desayunar, como la pizza del día anterior :P

Los podéis servir con salsas para mojar, cualquier veganesa casera sirve perfectamente, o salsa de tomate, ketchup, barbacoa, algún chutney… lo que tengáis por la nevera. A mí me gustan con veganesa con mucho ajo y sal kala namak :)

Podéis encontrar muchas recetas de tater tots veganos, hechos además con otros ingredientes. Por ejemplo estos de coliflor de Fork and Beans, estos de boniato de Vegan Yack Attack, o estos de calabaza de Connoisseurus Veg. En Pinterest podéis encontrar un montón de recetas, aunque la mayoría llevan huevo en la masa (que se puede omitir en muchos casos o reemplazar por almidón de maíz y/o semillas de lino molidas con agua) o en el rebozado (haz un rebozado sin huevo y listo, aquí tienes muchos ejemplos).
Si queréis podéis añadir especias, por ejemplo pimienta molida, ajo en polvo, nuez moscada, orégano… lo que queráis. A mí me gustan tal cual por el sabor del calabacín, pero se pueden poner más cosas.

Lo que pensé mientras los hacía es que añadiendo harina se pueden hacer gnocchis de patata con calabacín, o meterlo en una manga pastelera y hacer patatas duquesa al horno con la forma que queramos, o utilizar la masa para poner por encima de unas verduras al horno, ya hechas, y gratinarlo hasta que se dore.

También podemos hacer más cosas con los tater tots ya hechos, como una ensalada muy resultona:

Lechuga, brotes, canónigos, rúcula, espinacas, tomates cherry, zanahoria, pipas de calabaza, veganesa casera y por supuesto los tater tots.

También los podéis poner en cualquier guiso, al final de la cocción, en lugar de ponerle patatas, o meterlos todos juntos en una bandeja a gratinar con bechamel (hecha con leceh de soja u otra leche vegetal), o llevároslos así tal cual para comer en cualquier parte :)

Como veis es una receta sencillota que se hace aún más rápido si tenemos patatas ya cocidas que nos hayan sobrado de otras comidas o que hayamos hecho al vapor para acompañar platos. Espero que probéis a hacerlo y que os guste tanto como a mí ;)

Y actualización sobre los espiralizadores: ya me están llegando algunos de los modelos que pedí, muy pronto os pondré toda la info, cómo pedirlos, etc. ;)

 

Imprimir

Tater tots con calabacín

Tiempo de cocción 1 hora
Autor CreatiVegan.net

Ingredientes

  • 750 g de patatas en mi caso 3 medianas tirando a grandes
  • 325 g de calabacín 3/4 de calabacín grande
  • aprox. ½ cucharadita de sal
  • aprox. 2 cucharadas de aceite de oliva

Elaboración paso a paso

  • Lava las patatas y cuécelas con abundante agua hasta que estén tiernas (25-30 minutos).
  • Lava el calabacín, rállalo con un rallador de agujeros grandes, añade ¼ de cucharadita de sal y déjalo reposar media hora.
  • Pon las patatas en agua muy fría para que se enfríen rápidamente.
  • Escurre muy bien el calabacín.
  • Pela y ralla las patatas con un rallador de agujeros grandes o con un pasapurés y mézclalo con el calabacín y un poco más de sal.
  • Precalienta el horno a 215ºC.
  • Forma los tater tots con 1 cucharada de masa, ponlos en una bandeja para horno con papel para hornear y hazlos al horno 30-35 minutos o hasta que estén bien dorados, dándoles la vuelta a mitad de cocción.
  • Sírvelos calientes, templados o fríos.
CreatiVegan.net

Entradas recientes

Mi nuevo libro de técnicas de cocina vegana

Bueno, el título creo que es bastante explícito, ¿no? ;) Pues ya ha salido Cocina…

9 meses ago

Parmigiana vegana de Zaraida

Hacía tiempo que no publicaba por aquí, pero la ocasión lo vale. Una receta que…

10 meses ago

Norfolk dumplings en sopa de verduras

La receta de hoy nos puede resultar bastante peculiar porque los "dumplings" no son algo…

1 año ago

Poutine vegano

Cada vez que un plato se hace icónico todo el mundo se quiere apuntar el…

1 año ago

Flan de plátano

Perdonad el título soso para la receta de hoy. Deben ser los calores. La verdad…

1 año ago

Casserole de macarrones y hamburguesa

Igual suena raro el título, pero el plato es así, una preparación al horno de…

2 años ago