window.dataLayer = window.dataLayer || []; gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'G-RHX7GHN9Z7');
Categorías: Sopas y caldosTodos

Sopa lasagna

Dificultad: media
Tiempo de preparación: 35 minutos + tiempos de reposo (si quieres la sopa fresquita)
Raciones: para 4 personas
Ingredientes:

Para la salsa de tomate (puedes saltarte este paso y estos ingredientes si tienes salsa de tomate casera o lo haces con tomate frito):
♥ 6 tomates de pera grandes (u otros tomates que te gusten, bien maduros)
♥ 1 cebolleta grande (también usaremos el tallo y hojas que estén bien)
♥ ½ pimiento rojo mediano
♥ ½ pimiento verde mediano
♥ 3 champiñones frescos medianos
♥ 1 cucharadita de vinagre balsámico de módena
♥ 1 cucharadita de melaza o azúcar moreno
♥ ¼ de cucharadita de tomillo
♥ 1/8 de cucharadita de sal
♥ 3 cucharadas de aceite de oliva

Para «el relleno»
♥ ½ taza de soja texturizada fina o seitán picado fino
♥ 1 cucharada de salsa de soja
♥ ½ cucharadita de perejil picado
♥ ½ diente de ajo picado o ¼ de cucharadita de ajo en polvo
♥ ¼ de cucharadita de tomillo
♥ ¼ de cucharadita de romero picado bien fino
♥ 1 cucharada de aceite de oliva

♥ 200 g de pasta (la que quieras: macarrones, espaguetis, etc.)

Para la bechamel:
♥ 4 cucharadas de aceite de oliva
♥ 3 cucharadas de harina de trigo
♥ 250 ml de leche de soja u otra leche vegetal
♥ una pizca de sal (al gusto)
♥ 1/8 de cucharadita de nuez moscada (opcional)
♥ ½ taza de queso vegano rallado (casero o comprado) (opcional)

Para la sopa:
♥ la salsa de tomate
♥ 100 ml de vino blanco
♥ 2 hojas de laurel
♥ 5 hojas de hierbabuena
♥ 5 hojas de albahaca (opcional)
♥ 1 cucharadita de mejorana (opcional)
♥ 500 ml de agua (con 1/8 de cucharadita de sal) o caldo de verduras

Deja la soja texturizada en remojo en un bol o un tupper con 1 taza y media de agua templada. Si usas seitán puedes saltarte este paso.

Salsa de tomate
Primero hay que hacer la salsa de tomate. Si tienes salsa de tomate casera o usas tomate frito (unos 300 g) puedes saltarte este paso. Esta salsa queda super buena, así que si no es para esta receta la puedes usar para cualquier otra :)
Lavas las verduras. Pica muy fina la cebolleta, también el tallo y las hojas (todas las partes que estén bien). Calienta en una sartén mediana el aceite de oliva y pon la cebolleta picada a fuego medio-bajo.
Mientras, pica también en trocitos pequeños los pimientos y champiñones y añádelos a la sartén. Espolvorea con la sal y el tomillo.
Corta los tomates en daditos pequeños (puedes pelar previamente los tomates) y añádelos a la sartén. Sube el fuego a medio-alto y agrega la melaza y el vinagre de módena. Mézclalo bien. Puedes añadir también 100 ml de agua si ves que queda muy seco. Tápalo, baja el fuego a medio-bajo y deja que se haga 15 minutos, removiéndolo ocasionalmente. Quedará una salsa de tomate densa y de sabor concentrado. Apártala y resérvala.

Pasta
Mientras se hace la salsa de tomate pon a hervir al menos 1,5 litros de agua en una cacerola mediana, a fuego fuerte. Cuando empiece a hervir añade la pasta y cuécela según las instrucciones del paquete. Cuando esté cocida escúrrela.

«Relleno»
Mientras se hace la salsa de tomate y la pasta escurre la soja texturizada y ponla en una sartén mediana o pequeña a fuego medio-alto con el aceite, las hierbas y el ajo (si usas seitán picado fino ponlo directamente en la sartén). Dora la soja texturizada removiendo de vez en cuando hasta que veas que empieza a coger un poco más de color. Añade la salsa de soja y saltéalo todo junto hasta que esté toda la soja texturizada bien impregnada, fragante y suelta. Apártalo del fuego y resérvalo.

Sopa
Pon en una cacerola mediana todos los ingredientes de la sopa a fuego fuerte. Cuando empiece a hervir baja un poco el fuego y cuécelo 5 minutos, removiendo de vez en cuando.
Si la sartén en la que has hecho la salsa de tomate es grande u honda, puedes poner los ingredientes de la sopa en la sartén y cocerlo todo junto.

Bechamel
Mientras se cuece la sopa pon en un cazo o cacerola pequeña el aceite de oliva, a fuego medio-bajo. Cuando se haya calentado un poco añade la harina de trigo y la sal y remuévelo bien con un batidor de varillas manual, procurando mezclarlo todo bien. Añade poco a poco la leche de soja (u otra bebida vegetal) removiendo rápidamente con el batidor. Añade ahora el queso vegano (es opcional). Deja que espese un poco sin dejar de remover (1-2 minutos). Añade la nuez moscada, mézclalo bien y retíralo del fuego.

Final
Apaga la cacerola con la sopa y repártela en platos o boles individuales. No los llenes mucho porque ahora hay que añadir el resto de cosas. Reparte la soja texturizada o el seitán en los platos, después la pasta y por último la bechamel.
Se puede servir caliente o frío, de ambas formas queda buenísimo :)

Aunque parezca que son un montón de cosas, esta receta se hace rápidamente si somos «multitarea». Como he explicado en los pasos, mientras se hace una cosa se pueden ir haciendo otras. Si hacemos las cosas una por una tardaremos más de 1 hora. Siempre que tengamos disponibles dos o más fogones podemos aprovecharlos para hacer platos complejos en mucho menos tiempo, sólo hay que acostumbrarse a usarlos a la vez y tener en cuenta los tiempos de cocción de cada cosa que estemos haciendo.

He probado esta receta fría y caliente, por eso os la recomiendo de ambas formas. Fría para el verano queda estupenda, y calentita en invierno con el queso vegano fundido que puedes gratinar un ratito a fuego fuerte, deliciosa :)

Podéis cambiar ingredientes a vuestro gusto, no sólo las hierbas y especias. Por ejemplo podéis hacer la soja texturizada o el seitán con salsa yakitori en lugar de salsa de soja, o utilizar tempeh o lentejas cocidas en lugar de soja texturizada o seitán (con lentejas queda de vicio, hazlas igual que si fuera la soja texturizada). La salsa de tomate se puede enriquecer con más cosas aún, como chirivía, zanahoria, puerro, calabacín, maíz, etc., incluso si partís de tomate frito. Al caldo se le puede añadir un trocito de alga kombu para enriquecerlo, o un poco de miso (reduce la cantidad de sal si usas miso).
Para reducir más el tiempo de preparación se puede usar pasta que tarde menos tiempo en cocer, como los vermicelli de arroz y otras pastas que suelen vender en supermercados orientales, que tienen un tiempo de cocción de entre 1 y 5 minutos (muchas de ellas especifican que no necesitan cocer, sólo reposar unos minutos en el agua hervida, así que podemos agregarla directamente a la sopa sin cocer aparte).

Básicamente es como una lasaña pero hecha sopa. Tiene la ventaja de que no hay que hacer las placas, montar el plato y meterlo al horno, pero en lugar de ser un bloque que se puede cortar es una sopa (que se puede mojar con pan). Si en lugar de sopa lo queréis como dip, podéis echar un vistazo a esta receta ;)

CreatiVegan.net

Entradas recientes

Mi nuevo libro de técnicas de cocina vegana

Bueno, el título creo que es bastante explícito, ¿no? ;) Pues ya ha salido Cocina…

9 meses ago

Parmigiana vegana de Zaraida

Hacía tiempo que no publicaba por aquí, pero la ocasión lo vale. Una receta que…

10 meses ago

Norfolk dumplings en sopa de verduras

La receta de hoy nos puede resultar bastante peculiar porque los "dumplings" no son algo…

1 año ago

Poutine vegano

Cada vez que un plato se hace icónico todo el mundo se quiere apuntar el…

1 año ago

Flan de plátano

Perdonad el título soso para la receta de hoy. Deben ser los calores. La verdad…

1 año ago

Casserole de macarrones y hamburguesa

Igual suena raro el título, pero el plato es así, una preparación al horno de…

2 años ago