window.dataLayer = window.dataLayer || []; gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'G-RHX7GHN9Z7');
Categorías: DulcesHeladosTodos

Polos de yogur con arándanos y cerezas

En verano con eso de buscar el fresquito nos comemos cualquier cosa congelada y tan a gusto. ¿Quién no se ha hecho alguna vez polos de colacao en la cubitera? (bueno, igual si eres muy joven no sabes ni de qué hablo :P). Estos polos son una forma muy rápida de hacerse unos helados que no sean tan tristes como los cubitos de colacao (que se quedaba todo en el fondo), que estén buenos y de paso que tengan fruta. Con el mismo ejemplo se pueden hacer muchos otros, pero eso es algo que explico, como siempre, al final de la receta ;)

Dificultad: fácil
Tiempo de preparación: 10 minutos + tiempos de reposo
Raciones: para 6-8 polos
Ingredientes:

♥ 3 yogures de soja sin azucarar y sin sabores (375 g)
♥ 2 cucharadas de sirope de maíz (opcional)
♥ 100 g de arándanos frescos
♥ 15-18 cerezas maduras
♥ 1/8 de cucharadita de goma xantana (opcional)

Importante: antes de empezar que estén bien fríos los yogures de soja, los arándanos y las cerezas. Es preferible guardar las cerezas ya lavadas, cortadas y sin hueso en la nevera o en el congelador al menos media hora antes. Las frutas y el yogur no tienen que estar congelados, pero sí bien fríos.

Pon en la batidora los yogures de soja (escúrrelos primero), el sirope de maíz, arándanos y goma xantana y bátelo bien 2-3 minutos, hasta que se forme un batido muy cremoso sin trozos grandes, sedoso y homogéneo. Pruébalo y si lo quieres más dulce añade más sirope de maíz y vuelve a batir.

Agrega las cerezas cortadas en trocitos (sin hueso) y remuévelo con una cuchara o una espátula.

Rellena tus moldes de polos con esta mezcla hasta arriba y pon los palos que suelen venir con los moldes o clávales unos palos de helado de madera.

Mételo rápidamente en el congelador, que se mantengan de pie, durante al menos 1 hora y media.

Para sacarlos pon los moldes bajo el grifo (agua fría) unos segundos. Agarra con una mano el molde y con otra el palo del polo y tira con cuidado. Si se rompe es que aún no estaba congelado del todo. Vuelve a meterlo en el congelador al menos 1 hora más.

Tras 4 horas en el congelador puedes sacarlos y meterlos en bolsitas de congelación individuales para guardar de nuevo y que no ocupen tanto. Te durarán hasta 2 meses.

El sabor de estos polos dependerá del yogur y las frutas utilizadas, así que si tus arándanos son más ácidos que dulces, es normal que los polos sepan a fruta ácida. Los trozos de cereza que te encuentres, lo mismo. Elige bien las frutas que vayas a poner y no te harán falta más endulzantes ;)

Deconstruyendo el helado

He puesto «deconstruyendo» porque mola, lo reconozco :P
Podéis echar un vistazo a esta otra receta de helado de chocolate con avellanas porque ahí explico todo sobre los helados mucho más ampliamente. Aquí solo voy a hablar de los procesos e ingredientes que afectan a estos polos.

Sabemos que los helados son emulsiones, como la mayonesa, así que empezaremos por ahí. Necesitamos batir los ingredientes para poder unir grasas y agua porque si no se separan. En el caso de estos polos las grasas son mínimas, así que se podrían hacer batiendo o removiendo a mano porque va a ser difícil que se separen grasas y líquido.
Esta «falta» de grasas hace que nuestros polos sean bajos en grasas (perdón por la obviedad) pero también que sean menos cremosos, menos derretibles al contacto con la boca, y que se formen cristales de hielo más grandes (lo suficiente como para notar que es un polo de hielo).
Para evitar esta potencial falta de cremosidad haremos varias cosas:

  • Añadir goma xantana: incrementa la viscosidad y forma un gel al batirlo que mejora la textura de los helados. También ayuda en la formación de espumas.
  • Añadir sirope de maíz: impide que se formen cristales de hielo grandes mejor que otros endulzantes .
  • Batir y batir: para provocar que la mezcla tenga aire. Si logramos una textura bien cremosa y llena de burbujitas de aire (no se ven a simple vista, son como las de la nata montada), tendremos unos polos más cremosos.

Aún así he puesto que tanto el sirope de maíz como la goma xantana son opcionales, porque si quieres puedes hacer los polos sin esos ingredientes. Se notará más el hielo, pero si te gustan no hay problema. Hazlo siempre a tu gusto ;)

Podemos añadir también grasas para mejorar la textura del helado. Por ejemplo podemos montar primero nata de coco o cualquier otra nata vegetal para montar, que además de añadir grasas también nos aportan su textura cremosa y su capacidad para retener aire (la nata montada es eso… nata y aire). Se nota mucho si añadimos cualquiera de estas dos cosas.

Otra forma es añadir grasas directamente mientras batimos, como aceite de coco o manteca de cacao (derretidos). A mí esta opción no me gusta tanto como la de añadir natas vegetales.

¿Se pueden reemplazar las grasas?

Sí, aunque a veces no es tan sencillo. Primero hemos de comprender para qué sirven las grasas en los helados, qué funciones tienen. Y después encontrar ingredientes que hagan lo mismo. Muchas veces es una combinación de ingredientes, no es decir «pues en lugar de nata le echas zumo de limón y apañao». No, querid@s. Que las cosas son complejas. ¿Te suena «bromatología»? Mira en tu biblioteca.

Los helados en particular son productos muy complejos en cuanto a estructura y sabor. Incluso ese plátano congelado y batido que llamamos «nicecream» o «nanaicecream» es complejo.
Para reemplazar las grasas en los helados comerciales se suelen utilizar carbohidratos y proteínas (proteína de leche, almidón modificado, metil celulosa, pectina, inulina…). Para obtener un buen resultado en casa podemos añadir ½ cucharadita de lecitina de soja en polvo, que es emulgente y ayuda a mantener la mezcla y que los cristales de hielo no se expandan tanto; 1 cucharada de proteína de soja (sin sabores) en polvo, que va a mejorar muchísimo la textura del helado (batir primero el yogur y la proteína con el batidor de varillas durante 4-5 minutos, después seguir con la receta); 1 o 2 cucharadas de leche de soja en polvo, que se unirá a los líquidos haciendo un helado con menos hielo y más cremoso; añadir azúcar invertido, que también previene la aparición de cristales grandes de hielo y da una mejor palatabilidad al helado…

Mi recomendación, para hacer estos polos en concreto más cremosos, es dejar escurrir el yogur como mínimo un par de horas Y antes de batirlo montar primero un poco de nata de coco (menos de media taza es suficiente).

¿Se puede reemplazar el sirope de maíz?

Es más fácil que sustituir las grasas. Se puede usar prácticamente cualquier endulzante, aunque los azúcares de mayor peso molecular harán nuestros helados mucho más cremosos y con menos cristales de hielo, por eso he utilizado el sirope de maíz a pesar de que es menos dulce que el azúcar blanco. En su lugar puedes usar sirope de arce (suele contener un mínimo 52% sacarosa), sirope de agave (aprox. 20% de glucosa, 70% fructosa), sirope de arroz (45% maltosa), siropes malteados (aprox. 50% sacarosa), azúcar de coco (aprox. 50% sacarosa)… Todos ellos son azúcar, con diferentes proporciones de glucosa y fructosa.

Si queremos podemos usar otros endulzantes: dátiles (déjalos en remojo hasta que se ablanden, sin hueso, después escúrrelos y bátelos con el yogur), endulzantes no calóricos o lo que nos dé la gana. Los helados con estos endulzantes pueden quedar más duros, pero es cuestión de ajustar el resto de ingredientes para aportar más cremosidad.

El papel de los arándanos

He elegido arándanos para esta receta porque había en oferta y porque dan un color muy atractivo una vez batidos. Las antocianinas que contienen pueden variar después su color dependiendo del medio (si es más ácido, más rosa), y estos polos son más bien ácidos (por el yogur y por el jugo de los propios arándanos), así que sabía que iban a quedar de un tono morado-rosado muy interesante. Además me gusta el sabor de los arándanos y el hecho de que sean unas pequeñas frutitas muy carnosas. Así que la elección fue fácil.

De no haber tenido arándanos habría utilizado moras o frambuesas, que también dejan unos colores muy bonitos en los helados, aunque por sabor prefiero frutas más dulces como las nectarinas, los melocotones, los plátanos o los albaricoques (con los que también puedes hacer estos polos). Todas estas frutas son también muy carnosas, por lo que aportan menos agua a la mezcla que, por ejemplo, los kiwis, uvas, naranjas, sandía o melón. Aún así también puedes hacer los polos con cualquier otra fruta, la diferencia será que el polo quedará más duro y con más hielo (de nuevo, son polos de hielo y los puedes hacer a tu gusto).

Si queremos un helado más cremoso y elástico podemos procesar aparte los arándanos: bátelos con la batidora y ponlos junto con 2 cucharadas de azúcar y una rodaja de limón en un cacito a fuego medio. Cuando empiece a hervir déjalo a fuego lento hasta que reduzca bastante pero sin pegarse (serán pocos minutos). Remuévelo y vigílalo durante el proceso. Quita el limón y deja que se enfríe. Al hacer el helado utiliza esta mezcla (muy parecida a una mermelada) en lugar de los arándanos frescos. Con esto lo que hemos hecho es una base de fruta-gel con menor contenido de agua, mayor concentración de azúcar y un poco de pectina desarrollada con el limón, el azúcar y el medio ácido que proporcionan los arándanos.

Las cerezas

Por mí habrían sido fresas, pero ya es difícil encontrar buenas fresas a buen precio. Las cerezas también me encantan en los helados, y mucho más si van en trocitos, así que eso es lo que hice, trocearlas y añadirlas al final. Me encanta encontrarme esos trozos super tiernos, carnosos y jugosos. Al congelarse también se forman pequeñísimos cristales de hielo en su interior, y al calentarse (temperatura ambiente) son como perlas de jugosidad y sabor concentrado.

En lugar de cerezas puedes usar otra fruta que te guste, preferiblemente también carnosa y dulce, como las fresas, frambuesas, mango, papaya, etc. Solo asegúrate de cortarlas en trozos que no sean excesivamente grandes para el tamaño de tus poleras.

¿Qué puedo usar en lugar del yogur?

A ver, que esta receta es específicamente de polos de yogur helado ^^U
Pero como siempre, alguien querrá hacer polos de yogur helado sin yogur. Vale. Pues utiliza leche de coco, que es lo más parecido.

¿Y si quiero hacer estos mismos polos pero que sepan a chocolate y al horno en vez de congelados y con coco?

Tú quieres hacer otra cosa, no estos polos.
(No os riáis, que recibo mails y comentarios en todas las recetas pidiendo cosas así)

¿Y le puedo poner vainilla?

No me preguntéis cosas como estas, hacedlas :)

¿Y si no tengo moldes de polos?

Pues no te salen polos y ya está, no pasa nada. Pon la mezcla en un recipiente que cierre muy bien y al congelador. Remuévelo cada 40 minutos aprox., para evitar que se formen cristales de hielo grandes y que quede como una piedra. En unas 4 horas estará totalmente listo, pero te lo puedes comer antes ;)

¿Y si lo quiero hacer con la máquina heladera?

Pues te quedará estupendo. Saca el vaso congelador cuando termines de hacer la mezcla y procésala en la máquina 6-8 minutos. Sírvelo recién hecho.
Para hacerlo en heladera, de todas formas, recomiendo que hagas más cantidad, que la máquina lo hará mucho mejor. Utiliza 500 g de yogur y 200 de arándanos. Prueba la mezcla antes de añadir las cerezas y corrige de endulzante.

Lo pongo porque es adorable, pero NO le deis helados a vuestr@s perr@s/gat@s, please <3

 Hoy no os doy la brasa nada más, que entre esta entrada y la de los helados de chocolate que os ponía más arriba no os vais a aburrir ;)

Si los haces, súbelo a Instagram o a twitter o donde quieras y etiquétame (@creativegan), que siempre me hace ilusión verlo :)

 

Imprimir

Polos de yogur con arándanos y cerezas

Cómo hacer polos caseros 100% vegetales con yogur de soja y frutas
Tiempo de preparación 10 minutos
Autor Virginia García - CreatiVegan

Ingredientes

  • 3 yogures de soja sin azucarar y sin sabores 375 g
  • 2 cucharadas de sirope de maíz opcional
  • 100 g de arándanos frescos
  • 15-18 cerezas maduras
  • 1/8 de cucharadita de goma xantana opcional

Elaboración paso a paso

  • Pon en la batidora los yogures de soja (escúrrelos primero), el sirope de maíz, arándanos y goma xantana y bátelo bien 2-3 minutos, hasta que se forme un batido muy cremoso sin trozos grandes, sedoso y homogéneo. Pruébalo y si lo quieres más dulce añade más sirope de maíz y vuelve a batir.
  • Agrega las cerezas cortadas en trocitos (sin hueso) y remuévelo con una cuchara o una espátula.
  • Rellena tus moldes de polos con esta mezcla hasta arriba y pon los palos que suelen venir con los moldes o clávales unos palos de helado de madera.
  • Mételo rápidamente en el congelador, que se mantengan de pie, durante al menos 1 hora y media.

Notas

Importante: antes de empezar que estén bien fríos los yogures de soja, los arándanos y las cerezas. Es preferible guardar las cerezas ya lavadas, cortadas y sin hueso en la nevera o en el congelador al menos media hora antes. Las frutas y el yogur no tienen que estar congelados, pero sí bien fríos.
CreatiVegan.net

Ver Comentarios

  • Buenísima pinta, voy a probar pero con mango (vivo en África y eso de las frutas del bosque está complicado).
    Como parte de mi ajuar cocinillas me traje agar agar, he leído en el post Ingredientes que sirve para dar estructura a los helados, voy a sustituir la goma xantana y a ver que pasa...

    • Hola Rebeca!
      Recuerda que tienes que disolverla en agua a >90ºC para poder usarla. Por eso no lo he recomendado para estos polos en concreto. Si puedes usar nata de coco, mucho mejor ;)
      Un abrazo!

  • Como siempre, creándonos necesidades de la nada jajajaja.
    Gracias por refrescar mis tardes de ardiente estío madrileño desde el interior!
    Ya he estado siguiendo tu consejo y he hecho variantes: plátano y trocitos de chocolate (pa morirse), nectarina y albaricoque, y al de cereza le he puesto chocolate fundido antes de meterle el palito y al desmoldar queda genial con esa base de chocolate (90% de cacao), además, al meter el palito a través del chocolate aún fundido el palo se queda totalmente cubierto y no veas lo genial que es ir chuperreteándolo cuando te terminas el polo. Ya estoy salivando!!!
    Gracias por tu receta!

    • Ya vi la foto en tu instagram... creo que voy a ir haciendo unos polos de chocolate ^___^

Entradas recientes

Mi nuevo libro de técnicas de cocina vegana

Bueno, el título creo que es bastante explícito, ¿no? ;) Pues ya ha salido Cocina…

1 año ago

Parmigiana vegana de Zaraida

Hacía tiempo que no publicaba por aquí, pero la ocasión lo vale. Una receta que…

1 año ago

Norfolk dumplings en sopa de verduras

La receta de hoy nos puede resultar bastante peculiar porque los "dumplings" no son algo…

2 años ago

Poutine vegano

Cada vez que un plato se hace icónico todo el mundo se quiere apuntar el…

2 años ago

Flan de plátano

Perdonad el título soso para la receta de hoy. Deben ser los calores. La verdad…

2 años ago

Casserole de macarrones y hamburguesa

Igual suena raro el título, pero el plato es así, una preparación al horno de…

2 años ago