window.dataLayer = window.dataLayer || []; gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'G-RHX7GHN9Z7');

Pakoras de col china

Cuando quiero hacer algún snack un poco original suelo pensar en recetas hindús, y las pakoras son una de esas preparaciones que siempre quedan bien y gustan a todo el mundo. Lo mejor es poder hacerlas a tu gusto y con lo que tengas en casa, así es como acabé haciendo esta receta, que repito siempre que tengo todos los ingredientes :)

Dificultad: fácil
Tiempo de preparación: 45 minutos
Raciones: aprox. 40 pakoras
Ingredientes:

♥ 450 g de patatas (yo he usado 4 pequeñas)
♥ 4 hojas grandes de col china
♥ 1 taza de harina de garbanzos
♥ 2 cucharadas de harina de arroz o almidón de maíz (maizena)
♥ 2 cebollas de primavera (spring onion) o las partes verdes de 1 cebolleta
♥ 2 cucharadas de douchi (opcional)
♥ 1 cucharadita de mango en polvo (opcional)
♥ 1 cucharadita de cominos (semilla)
♥ 3/4 de cucharadita de sal
♥ 1 cucharada de vinagre de manzana
♥ 2-3 cucharadas de agua
♥ aceite de oliva o de girasol para freír

Primero lava las patatas y ponlas a cocer en abundante agua hasta que estén tiernas. Para ahorrar tiempo de cocción he usado patatas pequeñitas, que tras 12-15 minutos de cocción ya están tiernas. Si usas patatas más grandes tardarán un poco más (puedes comprobarlo pinchándolas con un cuchillo o una brocheta).
Si tienes patatas ya cocidas o hechas al vapor de otro día, te ahorras este paso.

Pela las patatas y córtalas en daditos pequeños.
Lava las hojas de col china y pícalas (no hace falta que sea super fino).
Lava las cebollas de primavera y pícalas muy finas (también las partes verdes).

Mezcla en un bol la harina de garbanzos, harina de arroz o almidón, mango en polvo, cominos, sal y douchi.
Añade a esta mezcla las patatas en dados y la col china picada y mézclalo. Trabaja la masa con las manos para mezclarlo bien. Agrega el vinagre y 1 cucharada de agua y sigue mezclando a mano. Nos tiene que quedar una pasta blandita en la que se noten algunos trozos de patata, que no se deshaga fácilmente pero que no esté reseca ni dura. Yo he añadido en total 3 cucharadas de agua. Si las quieres hacer al horno añade 1-2 cucharadas más de agua.

Calienta abundante aceite en una sartén o cacerola grande a fuego medio-alto (175ºC). Cuando esté caliente toma porciones de la masa (más o menos 1 cucharada y media) y déjalas caer en el aceite. No es necesario darles forma, a mí me gusta cómo quedan así, pero si quieres puedes darles forma esférica o aplanada.
Mete en el aceite sólo las que quepan, sin amontonar, y hazlas por tandas. Mueve las pakoras de vez en cuando y dales la vuelta para que se hagan bien por todas partes. Tardarán 4-7 minutos, dependiendo del tamaño que las hayas hecho. Si se te doran más rápido, baja un poco el fuego, porque aunque por fuera estén doradas por dentro estarán sin hacer.
Una vez doradas y crujientes sácalas a un plato con papel de cocina absorbente y ve poniendo la siguiente tanda en el aceite caliente.

Si las quieres hacer al horno, precaliéntalo a 180ºC con calor arriba y abajo y prepara una bandeja con papel de hornear y ve dejando pegotitos de masa (o bolitas o la forma que quieras darles) con un poquito de separación entre sí. Si quieres que se doren más fácilmente, rocíalos con aceite (utiliza un atomizador para no poner demasiado aceite). Hazlos 5-7 minutos (dependerá del tamaño), dales la vuelta y otros 5-7 minutos más. Si los quieres más doraditos, déjalos 3-4 minutos más a 200ºC.
Al horno tienden a quedar más blanditos que crujientes, pero estarán muy buenos también. Lo que hay que tener en cuenta es que en el horno la masa pierde más humedad, por eso recomiendo poner más agua en la masa y vigilar las pakoras.

Y ya está, ya tenéis vuestras pakoras listas para comer! :)

Las podéis comer tal cual o acompañarlas de alguna salsa. Yo he puesto un cuenquito con salsa de tomate y pimientos que he rebajado un poco con agua templada y tamizado (con un colador finito), pero podéis mojar las pakoras en un chutney, por ejemplo chutney de tomate, boondi raita que os enseñé en la receta de los hara bhara kabab de grelos, la salsa que hice para los medu vada, raita de ajo y cebollino, o cualquier otra salsa que os guste (no voy a decir nada si le ponéis ketchup y mostaza :P).

La verdad es que esta es otra de esas recetas que voy variando cada vez que la hago. Comencé hace tiempo haciendo esta receta de Spinach Potato (Aloo Palak) Pakora de Manjula’s Kitchen, que es casi igual, con patata pero con espinacas, y con otras especias (asafétida, cilantro, chili, etc). Quedan muy muy bien, pero yo prefiero que la masa tenga más patata y harina de garbanzo, así evito que puedan quedar aceitosas por dentro. He hecho estas pakoras otras veces con grelos, con acelgas, con alcachofas, etc., y lo puedes hacer con lo que quieras, que siempre va a quedar muy bien. Eso sí, las verduras han de tener poco tiempo de cocción o estar ya hechas y picadas finas para que no se salgan de la masa.

He de decir, también, que estas seguramente no son las pakoras que solemos tener en mente, que suelen ser verduras rebozadas con harina de garbanzo. Hay más tipos de pakoras, y este es uno de ellos, la verdura va picada e integrada con patata. Otras pakoras son sólo de harina de garbanzo y agua, y se suelen servir con salsa (puedes ver un ejemplo en esta receta de Manjula de kadhi pakoras). Otras veces se aprovecha pan del día anterior y se reboza con la mezcla de harina de garbanzos y especias como si fuera una torrija (por ejemplo estas bread pakoras). También están las bhajias, un tipo de pakora que se suele hacer con legumbres, normalmente moong dal (por ejemplo estas moong dal vada).
«Pakora» en general engloba a muchos tipos de frituras con harina de garbanzo que se sirven como snack y que varían según regiones y costumbres, por eso hay tanta variedad.

Lo bueno de esto es que podemos hacer nuestras propias pakoras adaptándolas a nuestra cocina y a nuestros gustos. A mí por ejemplo me gustan mucho estas, las de la receta, porque combinan sabores que me gustan mucho: col china, douchi y cebolla de primavera + la masa de patata y harina de garbanzo que recuerda mucho a la tortilla de patatas. Por eso las hago así. Os he puesto el douchi como opcional porque bueno, esta es mi versión y me gusta, pero se puede omitir perfectamente. Usa lo que tengas en casa y te guste, por ejemplo pimiento, coliflor, brócoli, tomates cherry (cuidado, que añaden bastante agua a la masa), guisantes, acelgas, cardo, hojas de remolacha, grelos, puerros, hojas de mostaza… pícalo fino y añádelo a la masa de harina de garbanzos. Puedes omitir también el vinagre, pero yo recomiendo no hacerlo, ya que así no nos sabrá tanto a harina de garbanzos.
El mango en polvo lo compré en una tienda de alimentación hindú y le da un toque muy bueno a muchas cosas, lo suelo usar cuando hago platos hindús y algunos dulces, pero se puede omitir. Y se pueden añadir otras especias, tanto hindús como las que tengáis en casa y os gusten. Por ejemplo pimentón, romero, semillas de mostaza, semillas de comino (o comino molido), pimienta negra, nuez moscada, jengibre, ajo, perejil… No tengáis miedo de experimentar, esta receta es super versátil!

Como salen un montón es posible que os sobren. Las podéis guardar en un recipiente bien cerrado en la nevera 1-2 días (se quedan blanditas pero comestibles), o las podéis congelar hasta 3 meses y recalentar al horno para que vuelvan a estar crujientes :)

 

Imprimir

Pakoras de col china

Pakoras hindús con mi toque personal ;)
Tiempo total 45 minutos

Ingredientes

  • 450 g de patatas yo he usado 4 pequeñas
  • 4 hojas grandes de col china
  • 1 taza de harina de garbanzos
  • 2 cucharadas de harina de arroz o almidón de maíz maizena
  • 2 cebollas de primavera spring onion o las partes verdes de 1 cebolleta
  • 2 cucharadas de douchi opcional
  • 1 cucharadita de mango en polvo opcional
  • 1 cucharadita de cominos semilla
  • 3/4 de cucharadita de sal
  • 1 cucharada de vinagre de manzana
  • 2-3 cucharadas de agua
  • aceite de oliva o de girasol para freír

Elaboración paso a paso

  • Hierve las patatas hasta que estén tiernas. Enfríalas debajo del grifo. Pélalas y córtalas en daditos pequeños.
  • Lava las hojas de col y pícalas finas.
  • Lava las cebollas de primavera y pícalas muy finas.
  • Mezcla en un bol la harina de garbanzos y de arroz, douchi, mango, cominos y sal.
  • Agrega las patatas, col y cebolla de primavera y mézclalo a mano.
  • Añade el vinagre y agua y amásalo bien. Si es necesario añade un poquito más de agua.
  • Calienta abundante aceite en una sartén grande a 175ºC.
  • Toma porciones de masa de aprox. 1,5 cucharadas y déjalas caer en el aceite. Pon sólo las que quepan sin amontonar.
  • Fríelas 4-7 minutos, hasta que estén doradas por fuera y hechas por dentro.
  • Sácalas a un plato grande con papel de cocina absorbente antes de servir.

Notas

Puedes hacerlas también al horno, lee la receta completa.
CreatiVegan.net

Entradas recientes

Mi nuevo libro de técnicas de cocina vegana

Bueno, el título creo que es bastante explícito, ¿no? ;) Pues ya ha salido Cocina…

1 año ago

Parmigiana vegana de Zaraida

Hacía tiempo que no publicaba por aquí, pero la ocasión lo vale. Una receta que…

1 año ago

Norfolk dumplings en sopa de verduras

La receta de hoy nos puede resultar bastante peculiar porque los "dumplings" no son algo…

2 años ago

Poutine vegano

Cada vez que un plato se hace icónico todo el mundo se quiere apuntar el…

2 años ago

Flan de plátano

Perdonad el título soso para la receta de hoy. Deben ser los calores. La verdad…

2 años ago

Casserole de macarrones y hamburguesa

Igual suena raro el título, pero el plato es así, una preparación al horno de…

2 años ago