window.dataLayer = window.dataLayer || []; gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'G-RHX7GHN9Z7');
Categorías: OtrosTodos

M’semmens (crepes marroquíes)

Dificultad: media
Tiempo de preparación: 40 minutos + tiempos de reposo
Raciones: 6-10 (dependiendo del tamaño)
Ingredientes:

♥ 1 taza de semolina de trigo duro + un poco más para doblar las crepes
♥ 1 taza de harina de trigo normal
♥ 1 taza de agua templada (38-42ºC)
♥ 1 cucharadita de sal
♥ aprox. 4 cucharadas de margarina vegetal derretida mezclada con 4 cucharadas de aceite de oliva (o todo aceite de oliva)

Mezcla en un bol la semolina con la harina de trigo y la sal. Agrega el agua removiendo constantemente y forma una bola de masa (estará muy pegajosa). Déjala reposar en el bol tapado con un trapo 15 minutos. Durante ese tiempo la semolina absorberá el agua y después nos será muy fácil amasar.

Amasa la bola unos 5 minutos, hasta que quede una masa homogénea, suave y muy elástica. Déjala reposar 10 minutos en el bol y tapada con un trapo.

Derrite la margarina con el aceite de oliva a fuego lento o en el microondas (15-20 segundos a 800W) y ponla en un bol. En otro bol pon un poco de semolina, la necesitaremos para formar los m’smmens.
Saca la masa y divídela en hasta 10 partes iguales, dependiendo del tamaño que quieras que tengan tus m’semmens (y del tamaño de tu sartén o plancha, que es donde tendrás que cocinarlas).

Prepara un plato y film transparente para tapar los m’semmens conforme los vayamos haciendo (para que no se sequen).

Extiende sobre la superficie de trabajo (una mesa o una bandeja grande, de horno por ejemplo) un par de cucharaditas de la mezcla de margarina y aceite, pon una bola de masa y extiéndela con las manos, apretando y extendiendo con los dedos. Dale la vuelta para empaparla de aceite y sigue estirando.

La masa tiene que quedar finísima, casi transparente (de ahí la importancia de amasarla bien). No pasa nada si se te hace algún agujerillo al estirarla.
Espolvorea toda la superficie con semolina, procurando extenderla bien y sin que queden montoncitos.

Dobla uno de los lados largos hacia el centro y espolvorea con una pizca de sémola. Cada vez que doblemos la masa hemos de espolvorear con sémola (si no tiene sémola ese lado) porque lo que queremos hacer es una crepe con un montón de capas finísimas (parecido al hojaldre).

Dobla el otro lado sobre el anterior y espolvorea con una pizca de sémola. Ahora dobla uno de los lados cortos hacia el centro y el otro lado sobre éste. Te quedará un paquetito así:

Ve dejando los m’semmens que hagas con el lado del cierre hacia abajo sobre un plato grande y tapados con film para que no se sequen.

Cuando los hayas hecho todos calienta una sartén mediana o grande antiadherente a fuego medio-bajo.
Coge el primero que hayas hecho, pon una cucharadita más de margarina y aceite en la superficie de trabajo y estira el cuadrado para hacerlo más grande y fino (como el doble o más), también con las manos, igual que para estirar las bolitas de masa. Pasa el cuadrado estirado a la sartén y deja que se haga unos 2 minutos por cada lado antes de sacarlo. Si ves que se tuesta rápidamente baja un poco el fuego (se tienen que hacer por dentro, así que mejor que tarden un poquito más).
Estira el resto de paquetitos cuadrados de masa antes de pasarlos a la sartén. No es necesario añadir aceite a la sartén salvo que los quieras más fritos, con el aceite que tienen de haberlos estirado es suficiente.
Si te haces un lío puedes mirar este vídeo con todo el proceso.

Pasa los m’semmens ya hechos a un plato y tápalos si quieres que conserven el calor.

Una vez hechos se pueden comer como dulces o salados. Por ejemplo puedes ponerles sirope de arce o de agave, o margarina o aceite de oliva con ajo y perejil o cilantro (como los panes naan)… lo que te apetezca ;)

Cuando los abras o los cortes verás que por dentro son un montón de capas finísimas:

Además del sabor (están buenísimos), esa textura tierna y en capas los hace únicos. Para que queden así de bien hay que procurar que esté bien impregnada la masa de aceite con margarina por ambos lados (impregnada, tampoco hace falta que chorree aceite) y poner sémola por los lados por los que lo doblemos, de forma que haga un poco de «barrera» entre las capas. La margarina al enfriarse también ayuda en este proceso, evitando que se peguen entre sí las capas de masa mientras están reposando.

La verdad es que le había echado el ojo hace bastante tiempo a estas crepes, las veía muchas veces en una tienda de alimentación árabe a la que voy de vez en cuando pero ni idea ni de cómo se llamaba ni con qué estaba hecho. Encontré la receta por casualidad pocos días después, en el blog Receptes de Cuina del Marroc, que es de donde he adaptado la receta (echadle un vistazo, hay muchas recetas interesantes y fácilmente veganizables), ya que normalmente se prepara con mantequilla. Ahí tenéis también el vídeo de cómo hacerla (que os he enlazado más arriba) por si os liáis ;)
Desde entonces los he hecho varias veces, de ahí que os aconseje dejar la masa reposar antes de amasar, te ahorras 15 minutos de amasado: al principio la masa está inmanejable y super pegajosa porque básicamente sólo estamos meneando la harina de trigo con el agua y la sémola aún no lo ha absorbido. Déjala reposar y después necesitarás pocos minutos de amasado para que te quede una masa super elástica y fina, muy trabajable y fácil de estirar.
Para que las capas queden bien, lo que os he comentado antes, que la masa tenga una capita de aceite y espolvorear bien la sémola. No pasa nada si al principio os salen un poco raras y al abrirlas por la mitad cae un poco de sémola seca :P
Por cierto, se pueden hacer de esta forma o doblándolas de otra manera para hacerlas redondas, como en este vídeo.

Usad estas crepes como pan plano para acompañar cualquier comida (si se puede mojar, mejor :P) o para tomar solas como snack, como desayuno con agave, mermelada y/o fruta, o lo que queráis, la verdad es que entran solas. Se pueden guardar en la nevera hasta 3 días bien envueltas en film transparente o en una bolsa de congelación y calentarlas de nuevo en la sartén (preferiblemente, así quedarán las capas exteriores un poco crujientes).

CreatiVegan.net

Ver Comentarios

Entradas recientes

Mi nuevo libro de técnicas de cocina vegana

Bueno, el título creo que es bastante explícito, ¿no? ;) Pues ya ha salido Cocina…

1 año ago

Parmigiana vegana de Zaraida

Hacía tiempo que no publicaba por aquí, pero la ocasión lo vale. Una receta que…

1 año ago

Norfolk dumplings en sopa de verduras

La receta de hoy nos puede resultar bastante peculiar porque los "dumplings" no son algo…

2 años ago

Poutine vegano

Cada vez que un plato se hace icónico todo el mundo se quiere apuntar el…

2 años ago

Flan de plátano

Perdonad el título soso para la receta de hoy. Deben ser los calores. La verdad…

2 años ago

Casserole de macarrones y hamburguesa

Igual suena raro el título, pero el plato es así, una preparación al horno de…

2 años ago