window.dataLayer = window.dataLayer || []; gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'G-RHX7GHN9Z7');
Categorías: NavidadOtrosPastaTodos

Gnocchi de calabaza potimarron

Sí, la calabaza potimarrón es la misma que la Hokkaido, pero por no repetir nombre esta vez la he llamado por su otro alias :P
Bueno, la receta de hoy también es super sencilla y requiere muy pocos ingredientes. Como esta calabaza al asarla queda con un sabor muy parecido a las castañas y se puede lograr además una textura muy buena para hacer masas, la he utilizado para hacer gnocchi caseros. Es difícil encontrar gnocchi comerciales que no lleven huevos ni lácteos, ¿eh? Pues nos los hacemos en casa y ya está ;) Y estos además con calabaza en lugar de patata!

Dificultad: fácil
Tiempo de preparación: unos 90 minutos + tiempos de reposo
Raciones: para 4 personas
Ingredientes:

♥ 1 calabaza hokkaido/potimarron (unos 800 g)
♥ ¼ de cucharadita de sal
♥ 1,5 cucharadas de almidón de maíz (maicena)
♥ aprox. 1 taza de harina de trigo normal

Precalienta el horno a 200ºC con calor arriba y abajo.

Corta la calabaza por la mitad, saca las semillas (puedes tostarlas junto con la calabaza si quieres, en un ladito) y ponla en una bandeja para horno, boca arriba.

Asa la calabaza al horno a altura media a 200ºC 30-40 minutos, hasta que esté tierna y ligeramente dorada.

Sácala del horno y deja que se enfríe.

Cuando esté fría y manejable saca la carne de la calabaza y ve poniéndola en un bol.

La calabaza estará bastante seca (si no es así, ponla a asar otros 10 minutos más) pero se podrá aplastar con un tenedor o un machacador de patatas o un pasapurés.
Añade la sal y aplástalo bien hasta tener una pasta bastante densa.

Si tu pasta-puré es demasiado seca añade agua, 1 cucharada cada vez, y mézclalo bien. No te pases de agua o tendremos unos gnocchi con más harina que calabaza ;)

Añade el almidón y harina cucharda a cucharada, mezclando bien, hasta que se forme una masa más bien arenosa. Yo usé hasta aquí 5 cucharadas de harina.

Amásalo ahora a mano hasta obtener una bola de masa elástica y no pegajosa. Para ello mientras amasaba añadí 2 cucharadas más de harina.

Tápalo con film transparente y déjalo reposar en un lugar fresco y seco media hora (si quieres puedes dejarlo en la nevera y hacer los gnocchi al día siguiente).

Enharina muy bien la superficie de trabajo.
Saca la masa y amásala a mano unas cuantas veces, hasta que sea fácil trabajarla y no esté ni blanda ni pegajosa (en caso de que lo estuviera). Si es necesario sigue espolvoreando con harina.

Divide la masa en 6 partes y haz un cilindro largo con cada una. Procura que no sean muy gordos, como de 1 dedo de grosor (aprox. 1,4 cm de diámetro). Enharínalos ligeramente.

Corta los churros de masa en trozos de unos 2 cm. Esto serán nuestros gnocchi.

Puedes dejarlos así y hacerlos o refrigerarlos o congelarlos (dentro de una bolsa de congelación), o puedes darle la forma típica de los gnocchi apretándolos y haciéndolos rodar por las púas de un tenedor:

Y una vez hecha la forma en todos, ya habremos terminado :)

Espolvoréalos con harina y guárdalos en la nevera, en un recipiente cerrado, hasta que los vayas a cocer. Te durarán hasta 4 días. Si los congelas, hasta 3 meses.

Para cocerlos pon a hervir una cacerola mediana (para la mitad de los gnocchi) o grande (si los vas a hacer todos) con abundante agua y una pizca de sal (como 1/8 de cucharadita por litro) a fuego fuerte. Cuando entre en ebullición fuerte echa los gnocchi con cuidado y baja un poquito el fuego. Remueve de vez en cuando hasta que los gnocchi empiecen a flotar (serán unos 3 minutos). Baja un poco más el fuego y deja que hiervan 1 minuto más o hasta que no tengan manchas de harina blanca.
Sácalos con una espumadera y ponlos directamente en el plato con la salsa que quieras.

Gnocchi de calabaza potimarron con nata vegetal al cardamomo y nueces

Y ya está, es super sencillo, ni siquiera necesitas un rodillo de amasar :P

Cosas que tener en cuenta para esta receta:

  • La humedad de la masa:
    • La calabaza debe quedar bastante seca, nada parecido a una crema de calabaza. No pasa nada si al sacarla está arenosa y quebradiza porque se puede añadir agua muy poquito a poco. Lo importante es no pasarse.
    • El reposo que le doy a la masa es para dar tiempo a los almidones a absorber la humedad. Cuando saques la masa ha de estar compacta, más suave y fácilmente trabajable sobre la superficie enharinada. Si está blanda o pegajosa hay que añadir más harina.
    • Si vives en un lugar con mucha humedad ambiente es recomendable que espolvorees más veces la masa mientras la amasas, le das forma, etc. Una vez hechos espolvoréalos con almidón de maíz mejor que con harina de trigo.
  • La textura:
    • Si nos pasamos de almidón los gnocchi nos van a quedar un poco gomosos. Ojo, que esta textura también es muy interesante. Si utilizas harina de arroz glutinoso en lugar de almidón de maíz te quedará como la pasta de arroz china ;)
    • Si nos pasamos de harina nos pueden quedar duros, sosos y sin sabor. Para otros tipos de pasta sí es necesaria más cantidad de harina, como para hacer tallarines, pasta para lasagna, etc., pero también esa pasta es mucho más fina, tarda menos en hacerse y necesita más proporción de harina para aguantar la cocción sin romperse y a la vez tener una textura agradable y masticable, que no se deshaga.
    • Si utilizas harina integral de trigo tendrás que añadir menos cantidad, ya que la harina integral es más rica en proteínas y en gomas. Es posible que tengas que añadir también un poco más de almidón para que no quede muy pegajosa.
    • Ten cuidado para no añadir a la masa pipas ni trozos de cáscara ;)
    • La textura también queda genial cuando se enfrían después de cocidos, así que si quieres puedes cocerlos, escurrirlos bien, ponerles una pizca de aceite, dejar que se enfríen y congelarlos. Después solo tendrás que calentarlos.
  • Sabor:
    • La calabaza hokkaido o potimarron es dulce, pero no tanto como otras variedades. Puedes usar cualquier calabaza para esta receta, pero ten en cuenta el sabor y la textura que tienen después de asadas. Esta tiene un gusto muy agradable a zanahoria y castañas, por eso la he usado, pero puedes usar calabaza butternut perfectamente o incluso boniatos.
    • Puedes añadir especias y condimentos a la masa. Yo solo le he puesto sal, pero puedes agregar jengibre, pimienta y cosas así bien molidas, que no se noten trozos (o pasar las especias y hierbas que quieras por el molinillo).
    • Utilizando diferentes harinas también consigues sabores diferentes. Os recomiendo usar harinas ricas en proteínas para que los gnocchi queden perfectos. Por ejemplo harina de trigo sarraceno o harina de quinoa. Si las harinas que uséis tienen muchos almidones, quedarán unos gnocchi más gomosos y también la masa será un poco más difícil de manejar. Si usáis harinas más secas y con menos almidones, como harina de garbanzos o de soja, la masa tenderá a quedar más seca y quebradiza. Buscad un buen balance en vuestros experimentos ;)

Y así quedan recién hechos. Como los comprados, pero con el orgullo de haberlos hecho tú mism@ ;)

La salsa es una cosa muy sencilla que hice unos minutos antes de poner a hervir el agua para los gnocchi:
Dora en una cacerola con un par de cucharadas de aceite 8 tomatitos cherry cortados por la mitad, a fuego medio-alto. Añade un par de tomates pelados y remuévelo bien. Agrega una pizca de sal y 1 cucharada de vinagre de módena. Remuévelo bien. Añade 1,5 cucharadas de carne de ñoras (lo compré en conserva, es un puré fino) y medio vaso de agua, mézclalo y deja que reduzca 5-6 minutos. Pruébalo y rectifica de sal.

Os recomiendo que uséis la salsa que queráis o que más os guste para los gnocchi. A mí me gustan con salsas así, de tomate, pimiento o nata vegetal, que sean más sedosas que densas, con alguna especia suave o que contraste (por ejemplo en la otra foto hice una salsa de nata de soja para cocinar calentada con cardamomo y una pizca de sal y le añadí unas nueces picadas).

Si os acordáis de la tarta de calabaza hokkaido, que estaba tremenda, pues ya no os cuento estos gnocchi…

Y podéis releer la receta: solo calabaza, harina de trigo y maicena!

Además, hacer tus propios gnocchi, y encima de calabaza, es como…

Todo el mundo flipando con esta exquisitez que parece necesitar una técnica milenaria, una sofisticada elaboración… tú y yo sabemos que no, pero disfruta de tu momento de gloria :P
Yo me la apuntaría para navidades y otras festividades ;)

Y hablando de todo un poco, pronto abriré una pequeña tienda online para el tema de los espiralizadores y demás utensilios. Paciencia, que no me han llegado aún algunos modelos ;)

 

Imprimir

Gnocchi de calabaza potimarrón

Gnocchi caseros hechos con calabaza en lugar de patata, sin huevos ni lácteos.
Tiempo de preparación 25 minutos
Tiempo de cocción 45 minutos
Raciones 4
Autor CreatiVegan.net

Ingredientes

  • 1 calabaza hokkaido/potimarron unos 800 g
  • ¼ de cucharadita de sal
  • 1,5 cucharadas de almidón de maíz maicena
  • aprox. 1 taza de harina de trigo normal

Elaboración paso a paso

  • Precaliental el horno a 200ºC.
  • Corta la calabaza por la mitad, retira las pipas y ásala boca arriba en una fuente para horno durante 30-35 minutos o hasta que esté tierna y ligeramente dorada. Deja que se enfríe.
  • Saca la carne de la calabaza, mézclala con la sal en un bol y aplástala con un tenedor hasta obtener una pasta fina. Si es necesario añade alguna cucharada de agua.
  • Agrega el almidón de maíz y la harina, cucharada a cucharada, hasta obtener una masa consistente y no pegajosa.
  • Tápalo y déjalo reposar media hora.
  • Enharina una superficie de trabajo. Amasa la bola de masa hasta que sea fácil trabajarla.
  • Córtala en 6 partes, forma 6 cilindros de aprox. 1 dedo de grosor y córtalos en trozos de unos 2 cm.
  • Puedes dar forma a cada gnocchi pasándolo por las púas de un tenedor.
  • Espolvoréalos con harina y guárdalos en un recipiente cerrado en la nevera o congelador hasta el momento de usar.
  • Para cocerlos hierve abundante agua con sal y añádelos cuando entre en ebullición fuerte. Baja un poco el fuego y remueve ocasionalmente hasta que empiecen a flotar. Baja un poco más el fuego y déjalos 1 minuto más.
  • Saca los gnocchi con una espumadera y ponlos directamente en el plato con la salsa o caldo que vayas a usar.
CreatiVegan.net

Ver Comentarios

    • Sí, se puede hacer con patata, boniato o cualquier calabaza, aunque esta receta es específica para hacer con calabaza.
      Un saludo!

Entradas recientes

Mi nuevo libro de técnicas de cocina vegana

Bueno, el título creo que es bastante explícito, ¿no? ;) Pues ya ha salido Cocina…

9 meses ago

Parmigiana vegana de Zaraida

Hacía tiempo que no publicaba por aquí, pero la ocasión lo vale. Una receta que…

10 meses ago

Norfolk dumplings en sopa de verduras

La receta de hoy nos puede resultar bastante peculiar porque los "dumplings" no son algo…

1 año ago

Poutine vegano

Cada vez que un plato se hace icónico todo el mundo se quiere apuntar el…

1 año ago

Flan de plátano

Perdonad el título soso para la receta de hoy. Deben ser los calores. La verdad…

1 año ago

Casserole de macarrones y hamburguesa

Igual suena raro el título, pero el plato es así, una preparación al horno de…

2 años ago