window.dataLayer = window.dataLayer || []; gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'G-RHX7GHN9Z7');
Categorías: DulcesTodos

Bizcocho de lima y limón con frambuesas y arándanos

El aroma de la lima y el limón, los vivos colores de las frambuesas y los arándanos en contraste con el yogur vegetal y el color del bizcocho, tierno, suave, sedoso… Una combinación entre primaveral y veraniega, ligera, colorida y agradable. Todo eso es este bizcocho al que tengo mucho cariño aunque me lo haya zampado a bocaos como si no hubiera un mañana :P

Dificultad: fácil
Tiempo de preparación: 60 minutos + tiempos de reposo
Raciones: 6-8
Ingredientes:

♥ 125 g de yogur de soja natural (sin azucarar y sin sabores) (aprox. ½ taza)
♥ 125 g de nata de soja (u otra nata vegetal para cocinar) (aprox. ½ taza)
♥ 60 g de azúcar (aprox. ¼ de taza)
♥ 100 ml de aceite de oliva suave o de girasol
♥ el zumo de 1 lima (unas 3 cucharadas)
♥ la ralladura de la piel de 1 limón mediano (aprox. 1 cucharada)
♥ 125 ml de leche de soja (u otra leche vegetal, sin azucarar y sin sabores) (aprox. ½ taza)
♥ 1,5 tazas de harina de trigo normal + 2 cucharadas extra
♥ ½ taza de almidón de maíz (maicena)
♥ 2 cucharaditas de levadura de repostería
♥ ½ cucharadita de bicarbonato
♥ 120 g de arándanos frescos
♥ 120 g de frambuesas frescas

Para decorar:
♥ 1 yogur de soja (125 g)
♥ 1 cucharadita de sirope de arroz, sirope de agave o azúcar (si tu yogur es azucarado no añadas más endulzantes)
♥ unas cuantas frambuesas y arándanos que reservaremos

Precalienta el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.
Preparara un molde rectangular mediano (aprox. 25cm (largo) x 12cm (ancho) x 7 cm (fondo)) untando el interior con una capita fina de aceite y espolvoreando con harina (es para que no se nos pegue el bizcocho). Si usas un molde de silicona no es necesario engrasar y enharinar el molde.

Lava las frambuesas y arándanos y aparta unos cuantos para decorar el bizcocho (5-6 frambuesas y 10-12 arándanos está bien).
El resto mézclalos en un bol con 2 cucharadas de harina, procurando que queden bien cubiertos.

Mezcla en un bol la harina de trigo con la maicena, la levadura y el bicarbonato.

Pon en un bol el yogur de soja y bátelo a mano con un batidor de varillas (de globo).
Añade la nata vegetal, azúcar, zumo de lima y ralladura de limón y sigue batiendo enérgicamente.

Agrega poco a poco e intercalando la leche vegetal, el aceite y la mezcla de harinas, sin dejar de batir, hasta obtener una crema espesa.

Saca las frambuesas y fresas eliminando el exceso de harina (puedes ponerlo en un colador grande y agitar unas cuantas veces) y añádelas a la masa. Remuévelo todo muy bien con cuidado, con una espátula de silicona.

Vierte la mezcla en el molde y mételo al horno, a altura media, a 180ºC con calor arriba y abajo 40-45 minutos.
Puedes comprobar si está hecho cuando lleve 40 minutos, pínchalo hasta el fondo con una brocheta, y si ésta sale sin masa deshecha adherida, es que ya está hecho.

Sácalo del horno y deja que se temple en un lugar fresco y seco. Desmóldalo y deja que se enfríe sobre una rejilla preferiblemente.

Para hacer la cobertura abre el yogur y escurre el líquido. Ponlo en un bol pequeño y bátelo con las varillas junto con el endulzante que quieras. Déjalo en la nevera hasta que se enfríe el bizcocho.

Cuando el bizcocho esté frío (o casi frío) vierte por encima el yogur de soja y ponle los arándanos y frambuesas que habíamos reservado.
Sírvelo tal cual, como postre o para acompañar alguna bebida.

Puedes guardarlo en un recipiente bien cerrado en la nevera, te durará hasta 4 días.

Vuestro bizcocho quedará así de estupendo :)
El aroma es sublime gracias a la combinación de frutas que hemos hecho. Se nota la lima y se nota la ralladura de limón a cada bocado, y es toda una delicia encontrarse los arándanos y las frambuesas cargados de jugo con su característico sabor. El bizcocho queda super esponjoso, húmedo (no sin hacer salvo que lo saques antes de tiempo), elástico y agradable al tacto (es como acariciar una nube :P).

Aquí tenemos que tener en cuenta los ingredientes con los que jugamos. Como podéis ver el yogur, el zumo de lima, la ralladura de limón y las frambuesas y arándanos son ingredientes muy ácidos. Esto podría darnos problemas a la hora de que el bizcocho suba bien en el horno, pero para eso añadimos, además, media cucharadita de bicarbonato.

Normalmente la levadura de repostería se compone de un ácido y una base junto con un almidón que evita que reaccionen entre sí antes de tiempo. Tiene un balance perfecto que nos funciona en la gran mayoría de preparaciones, pero si nuestra masa es muy ácida lo que ocurre es que no hay suficiente componente alcalino con el que reaccionar y provocar la liberación de gas que ayuda a que suba la masa (puedes leer más sobre los agentes leudantes en este artículo). Por poneros un ejemplo muy simple: si pretendemos hacer un volcán con vinagre y bicarbonato usando 1 vaso de vinagre y una pizca de bicarbonato… pues no habrá reacción. Con las masas pasa lo mismo. Tenemos que tener en cuenta todas las características de los ingredientes con los que trabajamos.
Como comentaba, la masa es muy ácida así que necesitamos un poco más de bicarbonato pero sin pasarnos, ya que no queremos que la masa crezca de repente y después caiga, y tampoco queremos que deje residuo y después el bizcocho nos sepa salado o amargo.
Yo he encontrado el balance perfecto con media cucharadita y no recomiendo que uséis menos, pero tampoco mucho más. Si probáis a hacer esta receta y os queda muy bajito o crece poco, podéis añadir 3/4 de cucharadita en lugar de media.
Además el bicarbonato tendrá otra función: mantener el color de los arándanos. Al equilibrar el balance de pH de la masa los arándanos no quedarán rosas, sino azules. Los arándanos son de este color porque tienen en su piel unos pigmentos llamados antocianinas que son sensibles al pH del medio. Cuanto más ácido, más rosa se volverá, y cuanto más alcalino, más azul (y si es demasiado alcalino, verde). Si cortamos un arándano fresco veremos que su interior no es azul, pero si lo dejamos un ratito veremos que se va volviendo de este color. Los pigmentos se van moviendo hacia las áreas interiores por daños en los tejidos (como cuando los cortamos o los cocinamos) y esto provocará que cuando hagamos un corte en la masa veamos trozos rosas-rojizos (de las frambuesas) y azules-morados (de los arándanos). Muy bonito, ¿verdad? :)

También es muy importante para que el bizcocho crezca bien crear una buena estructura de burbujitas (para eso utilizamos un batidor de varillas y lo batimos muy bien, para conferir aire) pero también una estructura sólida que aguante los ingredientes pesados, en este caso las frambuesas y los arándanos. Para este tipo de bizcochos a veces utilizo harina de fuerza. Su mayor contenido en gluten crea una estructura más sólida y resistente, evitando que durante la cocción los fragmentos de frutas o las frutas enteras (como es este caso) acaben en el fondo o aplastando el bizcocho y dejándolo bajito y tieso. Para este bizcocho no he usado harina de fuerza porque la cantidad de frambuesas y arándanos no era muy grande y porque tienen poca densidad (al menos los que yo he comprado), por lo que sólo necesito cubrirlos con harina. Esta cobertura hace que se «peguen» a distintas alturas de la masa y ayuda a inmovilizarlos, evitando el indeseable efecto «se me ha quedado todo en el fondo».
Si utilizas harina integral también quedará estupendo, la harina integral también ayuda mucho a la estructura (contiene más cantidad de proteínas). Sólo tendrías que ajustar la cantidad de líquidos (aproximadamente 50 ml más de leche vegetal).

Con el almidón lo que conseguimos es una masa más húmeda. Hay más cosas que ayudan, como el aceite y la nata vegetal, pero el almidón de maíz es un buen invento: al gelificar retiene los líquidos y ayuda a que nuestros bizcochos queden húmedos y esponjosos.
La nata vegetal es importante en esta receta, ya que aporta sólidos, humedad y grasas que harán que nuestro bizcocho sea suave y sedoso. Puedes usar nata o crema de coco si quieres, que también es una buena opción.También he elegido aceite en lugar de margarina porque el aceite no contiene agua (la margarina vegetal en torno al 20%). No necesito más líquidos que los que he añadido (leche vegetal, yogur, zumo, nata) y correría el riesgo de que, al conferir aire a la margarina con el batido manual, el bizcocho creciese muy rápido al principio pero después se desinflase por la parte superior. Además con el aceite notaremos el bizcocho más húmedo y placentero al comerlo, se nos deshará en la boca.

Aunque he utilizado azúcar, para esta receta no es del todo esencial. Se puede utilizar cualquier endulzante que queramos, sea stevia, sirope de arroz, sirope de arce o de agave, etc., ya que el resto de ingredientes conferirán ternura e hidratación suficiente a la masa (una vez se me olvidó ponerle azúcar y estaba soso, pero de textura genial), así como almidones y azúcares que ayudan a que se dore un poquito por fuera. Elige el endulzante que quieras :)

Antes de hacer el bizcocho es importante que compruebes tus ingredientes: que la levadura no está apegotonada (ni el bicarbonato), que el limón está limpio y en buen estado, que la lima no está seca, que las frambuesas y arándanos no tengan moho o golpes (se pueden quitar las partes malas con un cuchillo), que tengas suficiente harina, los utensilios que necesites, el horno disponible… Parece una tontería, pero alguna vez pasa que vas a hacer algo y te falta el ingrediente principal ;)

Por lo demás es una receta bastante simple que podéis probar a hacer en casa en cualquier momento. El resultado es más espectacular aún en las fotos, y en caso de duda o problema:

Problema Causa
Mi bizcocho no ha crecido pero está hecho Pueden ser varias causas:- Que tu levadura estuviese «desactivada«. Si la dejamos mucho tiempo en la despensa acaba reaccionando poquito a poco, con el tiempo, y después no reaccionará más. También pasa cuando coge humedad. Mira la fecha de caducidad y ante la duda haz una prueba previa poniendo una cucharadita de levadura en un par de cucharadas de agua. Debe reaccionar y hacer espumita.

No has añadido suficiente bicarbonato. Como comentaba antes, la masa es muy ácida y necesita una ayuda extra para poder subir bien. Si añadiste bicarbonato puede que para la próxima necesites un poco más, o bien tu bicarbonato no estaba en buenas condiciones. Puedes probarlo antes de usarlo poniendo 1 cucharadita en un vaso y añadiendo vinagre. Si no reacciona inmediatamente, es hora de adquirir un bote nuevo.

Que tu horno caliente menos de lo que has puesto. Es importante tener en cuenta que a veces, y sobre todo con el uso, pueden calentar más o menos de lo que marcamos. Si normalmente tienes que poner el horno más caliente para hacer bizcochos y tartas, en este caso será igual.

Has batido poco la masa. Si sólo mezclamos los ingredientes tenderán a aglutinarse, pero si batimos bien con las varillas quedarán mejor distribuidos y más esponjosos. También hay que mezclar bien los arándanos y frambuesas para que no se queden todos en un sitio.

– Tu bizcocho no tiene suficientes ingredientes que formen estructura. Si has sustituido la harina de trigo por otras harinas que no son altas en proteínas (harina de arroz o de maíz por ejemplo) es fácil que pase esto. Utiliza mezclas de harinas con más proteínas para evitarlo.

– También ten en cuenta que si usas un molde diferente, más grande o más ancho, tu bizcocho quedará más bajito.

Mi bizcocho creció pero colapsó la parte superior También sucede por varios motivos:- Nos hemos pasado de levadura y/o bicarbonato. Si nos pasamos sucede esto, que reacciona rápidamente pero al no estar formada la estructura que sujete la masa, acaba cayendo.

El horno calienta más de lo que has puesto. Es como en el caso de arriba pero a la inversa. Una temperatura demasiado alta hace que las cosas crezcan rápidamente pero que después colapsen. El interior del bizcocho necesita tiempo para cocerse homogéneamente, mientras que el exterior ya estará hecho y dorado. Así que la parte superior, ya hecha, pesa, y cae.

– También pasa cuando toda la fruta está en la parte inferior. Si no la distribuimos bien, la parte superior crece a un ritmo más rápido y acaba colapsando.

Mi bizcocho ha crecido de forma irregular Pasa mucho cuando no mezclamos la levadura y resto de leudantes con la harina. Si no lo hacemos así después será muy difícil distribuir la levadura por toda la masa y evitar, además, que reaccione antes de que terminemos de mezclarlo todo bien. Así que mézclalo siempre que vayas a hacer bizcochos, al menos, con una taza de harina, y bátelo muy bien.
Mi bizcocho está sin hacer por dentro Suele pasar cuando el horno calienta menos de lo que indica. Es hora de calibrarlo. Posiblemente tengas que poner tus tartas y bizcochos a10-20ºC más de lo recomendado en las recetas. Cuando el problema es el contrario, que calienta más, el bizcocho queda muy tostado por fuera y sin hacer por dentro.También pasa cuando nos pasamos de azúcar (también colapsa la parte superior), de líquidos, de aceites y de frutas.
Mi bizcocho sabe raro, amargo o salado Esto suele pasar siempre por exceso de bicarbonato. Ten cuidado con las cantidades, más vale quedarse un poquito cortos (y repetir la receta en un futuro) que arruinar el sabor.
Mi bizcocho está seco, apegotonado o se deshace Los bizcochos suelen quedar así cuando no tienen suficientes grasas y líquidos, y cuando se secan demasiado en el horno. Procura respetar las cantidades de ingredientes (aunque se pueden variar sin problemas un 10%) y los tiempos de cocción. No dejes un bizcocho en el horno más tiempo del necesario.

También puedes consultar otras recetas de bizcochos y tartas que he subido anteriormente para tener más ideas y hacer tus propias versiones :)

 

 

Imprimir

Bizcocho de lima y limón con arándanos y frambuesas

Un delicioso bizcocho con aroma de lima y limón y el sabor y color de los arándanos y frambuesas
Tiempo de preparación 15 minutos
Tiempo de cocción 45 minutos
Raciones 8
Autor CreatiVegan

Ingredientes

  • 125 g de yogur de soja natural sin azucarar y sin sabores (aprox. ½ taza)
  • 125 g de nata de soja u otra nata vegetal para cocinar (aprox. ½ taza)
  • 60 g de azúcar aprox. ¼ de taza
  • 100 ml de aceite de oliva suave o de girasol
  • el zumo de 1 lima unas 3 cucharadas
  • la ralladura de 1 limón mediano aprox. 1 cucharada
  • 125 ml de leche de soja u otra leche vegetal, sin azucarar y sin sabores (aprox. ½ taza)
  • 1,5 tazas de harina de trigo normal + 2 cucharadas extra
  • ½ taza de almidón de maíz maicena
  • 2 cucharaditas de levadura de repostería
  • ½ cucharadita de bicarbonato
  • 120 g de arándanos frescos
  • 120 g de frambuesas frescas

Para decorar

  • 1 yogur de soja sabor natural 125 g
  • 1 cucharadita de sirope de arroz sirope de agave o azúcar (si tu yogur es azucarado no añadas más endulzantes)
  • unas cuantas frambuesas y arándanos que reservaremos

Elaboración paso a paso

  • Precalienta el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.
  • Preparara un molde rectangular mediano (aprox. 25cm (largo) x 12cm (ancho) x 7 cm (fondo)) untando el interior con una capita fina de aceite y espolvoreando con harina (es para que no se nos pegue el bizcocho). Si usas un molde de silicona no es necesario engrasar y enharinar el molde.
  • Lava las frambuesas y arándanos y aparta unos cuantos para decorar el bizcocho (5-6 frambuesas y 10-12 arándanos).
  • El resto mézclalos en un bol con 2 cucharadas de harina, procurando que queden bien cubiertos.
  • Mezcla en un bol la harina de trigo con la maicena, la levadura y el bicarbonato.
  • Pon en un bol el yogur de soja y bátelo a mano con un batidor de varillas (de globo).
  • Añade la nata vegetal, azúcar, zumo de lima y ralladura de limón y sigue batiendo enérgicamente.
  • Agrega poco a poco e intercalando la leche vegetal, el aceite y la mezcla de harinas, sin dejar de batir, hasta obtener una crema espesa.
  • Saca las frambuesas y fresas eliminando el exceso de harina (puedes ponerlo en un colador grande y agitar unas cuantas veces) y añádelas a la masa. Remuévelo todo muy bien con cuidado, con una espátula de silicona.
  • Vierte la mezcla en el molde y mételo al horno, a altura media, a 180ºC con calor arriba y abajo 40-45 minutos.
  • Puedes comprobar si está hecho cuando lleve 40 minutos, pínchalo hasta el fondo con una brocheta, y si ésta sale sin masa deshecha adherida, es que ya está hecho.
  • Sácalo del horno y deja que se temple en un lugar fresco y seco. Desmóldalo y deja que se enfríe sobre una rejilla preferiblemente.
  • Para hacer la cobertura abre el yogur y escurre el líquido. Ponlo en un bol pequeño y bátelo con las varillas junto con el endulzante que quieras. Déjalo en la nevera hasta que se enfríe el bizcocho.
  • Cuando el bizcocho esté frío vierte por encima el yogur de soja y ponle los arándanos y frambuesas que habíamos reservado.
  • Sírvelo tal cual.

Notas

Puedes guardarlo en un recipiente bien cerrado en la nevera, te durará hasta 4 días.
CreatiVegan.net

Ver Comentarios

  • Hola!

    Ante todo felicitarte por tu trabajo - ENORME - y darte las gracias por compartirlo con tanto mimo. :)

    Te comento que una amiga me ha pedido que me ocupe del pastel de su cumpleaños (para unas 14 personas) y estaba buscando una receta sencillita pero bien rica. Este bizcocho tiene una pinta estupenda... Había pensado en doblar las cantidades y hacerlo más grande, en un molde redondo, pero quería preguntarte si sería posible cortarlo para rellenarlo, o si, por el tipo de masa, es probable que se me desmorone.
    Los ultimos bizcochos veganos que he hecho se me han destontonado bastante en el momento de rebanarlos, no sé si es porque no estaban completamente fríos o qué.

    Bueno, agradeceré cualquier consejo.

    Saludos!!

    • Hola Laia!
      Muchas gracias :)
      Yo he hecho este mismo bizcocho en molde redondo con más cantidad de masa y he podido cortarlo y rellenarlo sin problemas. Recuerda que si haces más masa y el molde es redondo necesitará más tiempo de cocción.
      Para cortarlo bien tienes que dejar que se enfríe por completo y usar un cuchillo bien afilado o un cortador de hilo para bizcochos.
      Un saludo!

      • Muchísimas gracias! Mañana lo haré y pasado lo probaremos :P. Si queda bien le hago foto y la comparto en instagram para otr@s se animen a hacerlo :D. Saludos!

  • Ayer hice el bizcocho para una merienda utilizando harina integral (siguiendo el consejo de aumentar los líquidos) pero sólo con limón y frambuesas (ya estoy cambiando cosas :P) y quedó increíble! Súper húmedo y me encantó el contraste ácido de la fruta, no le hice ni foto entre el ansia de probarlo y que gustó mucho. A ver si para la próxima. Gracias por compartir!

    • Jejeje para eso está, para que variemos la receta y lo hagamos como queramos ;)
      Me alegro un montón de que te gustase :)))
      Un abrazo!

  • ...ya he encontrado mi tarta de cumpleaños!!!

    Hola! Qué pintaza tiene el bizcocho! Muchísimas gracias por compartirlo.

    Voy a hacerlo mañana pero en forma redonda para tarta de cumpleaños. Podrías ayudarme con algunas dudas, por favor?

    - por cuántas veces tendría que multiplicar los ingredientes para unas 10-12 personas?

    - si hay que aumentar el tiempo de cocción, ¿cuánto tiempo habría de estar en el horno?

    Muchas gracias por tu ayuda! Besos

    • Hola María!
      Para hacer más cantidad puedes usar un factor de conversión. El tiempo de cocción dependerá también del tamaño y forma del molde, pero serán unos 10 minutos más utilizando un molde rectangular similar al que he usado.
      Un saludo!

  • Tiene una pinta exquisita! Que ganas de hacerlo, muchísimas gracias por la receta.
    Ahora mismo no tengo maicena, se podría sustituir por algún otro ingrediente?
    Y otra consulta, muchas veces las recetas de bizcochos llevan un montón de azúcar (a veces más de 200 gramos) , quería preguntarte si se podría reducir la cantidad de azúcar sin más y hacer así el bizcocho, o hay que sustituir esa falta de azúcar por algún otro ingrediente para que el bizcocho quede bien.
    Muchísimas gracias si tienes un ratito para responderme.

Entradas recientes

Mi nuevo libro de técnicas de cocina vegana

Bueno, el título creo que es bastante explícito, ¿no? ;) Pues ya ha salido Cocina…

1 año ago

Parmigiana vegana de Zaraida

Hacía tiempo que no publicaba por aquí, pero la ocasión lo vale. Una receta que…

1 año ago

Norfolk dumplings en sopa de verduras

La receta de hoy nos puede resultar bastante peculiar porque los "dumplings" no son algo…

2 años ago

Poutine vegano

Cada vez que un plato se hace icónico todo el mundo se quiere apuntar el…

2 años ago

Flan de plátano

Perdonad el título soso para la receta de hoy. Deben ser los calores. La verdad…

2 años ago

Casserole de macarrones y hamburguesa

Igual suena raro el título, pero el plato es así, una preparación al horno de…

2 años ago