window.dataLayer = window.dataLayer || []; gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'G-RHX7GHN9Z7');
Categorías: NavidadTodosVerduras

Berenjenas blancas rellenas de arroz negro

Lo que más me gusta encontrarme en las tiendas no es ropa ni cosméticos ni accesorios, ¡es verdura! Me encanta poder encontrar y probar cosas que antes no traían, como los grelos frescos, muchas variedades de lechugas, chirivías, hinojo, romanescu, apionabo… y berenjenas! Estábamos tan acostumbrades en general a que las berenjenas son grandotas y casi negras que ni se nos ocurriría que también hay berenjenas de color morado clarito, con rayas y hasta blancas. Esta receta de hoy va sobre lo contenta que me pongo cuando encuentro alguna verdura nueva, en este caso berenjenas blancas ^____^

Dificultad: fácil
Tiempo de preparación: 30 minutos
Raciones: para 4 mitades
Ingredientes:

♥ 2 berenjenas blancas redondas (unos 450 g)
♥ 1 cucharada de aceite de oliva
♥ una pizca de sal
♥ 1 taza de arroz negro cocido
♥ 2 cucharadas de remolacha rallada encurtida
♥ 2 cucharaditas de perejil fresco picado

Calienta una sartén grande antiadherente de fondo grueso a fuego medio. Extiende por todo el fondo el aceite.

Corta las berenjenas a lo largo y hazle unos cortes a la carne de las berenjenas (yo les hago unos cuantos en vertical en cada sentido y queda hecho cuadritos) sin llegar a la piel.
Espolvoréalo con un poco de sal y ponlas en la sartén, boca abajo. Deja que se doren 1-2 minutos y añade 150 ml de agua.

Tápalo, baja el fuego a bajo-medio y deja que se hagan 15-18 minutos, hasta que estén tiernas. Vigílalas de vez en cuando y levántalas para ver cómo van. Si ves que se doran muy rápido, baja un poco más el fuego.

Saca las berenjenas con cuidado y saca la carne de las berenjenas con una cuchara (si no puedes, corta todo el perímetro con un cuchillo y sácalo con la cuchara, siempre teniendo cuidado de no llegar hasta la piel). Pásalo a un bol.

Calienta el arroz (al microondas 2 minutos a 600W, parando tras 1 minuto para remover) y mézclalo con la carne de las berenjenas. Añade una pizca de sal.

Escurre la remolacha y lávala (esto es para evitar que tiña toda la mezcla, es opcional). Añádela al bol y mézclalo bien.

Pica el perejil, añádelo al bol y mézclalo también. Pruébalo y rectifica de sal si fuese necesario. Puedes añadir semillas de lino tostado o frutos secos picados (nueces o piñones, por ejemplo).

Rellena las berenjenas con la mezcla y sírvelas. Puedes acompañarlas con cremas y sopas frías como el gazpacho o el  salmorejo, con ensaladas fresquitas, o con un buen guiso. Quedan genial para servir como primer plato o como aperitivo si usáis berenjenas de tamaño pequeño.

No es la primera vez que pruebo las berenjenas blancas, pero sí es la primera vez que las venden cerca de mi casa. Me encanta cuando traen cosas nuevas, antes las fruterías solo tenían cuatro cosas (en la de mi barrio, cuando era pequeña, jamás vi un brócoli) y ahora pueden tener tanta variedad… Se nota que vamos perdiendo el miedo a comprar cosas diferentes :)
La gatita entrometida también le ha perdido el miedo a las berenjenas xD En casi todas las sesiones de fotos de platos o ingredientes sale el cabezón de alguna de mis gatas en al menos una foto. Estoy por recopilarlas y hacer una galería solo de #catphotobomb :P

El arroz negro que he usado es diferente al que suelo usar para hacer arròs negre (la receta está en el Recetario de Navidad 2012). Para el arròs negre utilizo un arroz negro de grano corto, mientras que para esta receta he usado un arroz negro glutinoso de grano largo de origen tailandés. La diferencia en sabor es mínima, pero en textura se nota (por el tamaño de los granos). También veréis que el arroz me ha quedado un poco morado. Para lograr ese color, que contraste con las berenjenas, primero he dejado el arroz en remojo (como hago siempre, así la cocción después es más rápida), después lo he escurrido y lavado 3 veces, y después lo he cocido con abundante agua, una pizca de sal y unas gotas de vinagre de arroz. Una vez tierno lo escurres y tiene ese color, mucho más morado que negro.
Si quieres que te quede muy negro basta con no lavarlo después de remojarlo y escurrirlo, y cocerlo con poca agua (1,25 tazas por cada taza de arroz) solo con sal.
Os he puesto directamente que 1 taza de arroz cocido porque es lo que me sobró de otra comida, para la que usé 1 taza de arroz (salen unas 2,5 tazas de arroz cocido).

Si nunca habéis probado las berenjenas blancas, os recomiendo que lo hagáis. Me habréis visto otras veces hablando de lo mucho que me gustan las berenjenas chinas porque son mucho menos amargas, pues las blancas menos aún. Lo notaréis solo con el olor que emanará de la sartén. Son muy diferentes de las berenjenas moradas a las que la mayoría estamos acostumbrad@s. Es un aroma tostado que apenas recuerda a la berenjena, y al probarlo se nota que no es el clásico sabor a berenjena potente, sino algo más sutil, que se deja reconocer entre los demás sabores pero no predomina. Por eso también no he añadido más especias, con algo fresco como perejil, cilantro o hierbabuena es suficiente.

Y dentro de poco también habrá berenjenas para encurtir :) Otra de esas cosas que antes no encontrabas en Madrid, como mucho las berenjenas ya encurtidas, pero siempre te quedabas preguntándote cómo serían esas berenjenas antes del encurtido. ¿Son así de pequeñas? ¿Están verdes? ¿Están ya así de blandas? ;)

He de reconocer, también, que rellenar berenjenas no me apasiona. Las prefiero con miso, con salsa, en guisos, en paté… pero cuando las hago rellenas son la excepción y ya tienen que estar buenas para que me tome la molestia :P De ahí que suela elegir ciertos ingredientes con un contraste de sabor y textura interesante (podéis ver también la receta de berenjenas rellenas de bulgur).
Por supuesto podéis tomar esta receta como referencia o como inspiración y hacer vuestra propia versión: con frutos secos, con bechamel, con seitán, con tofu, con más verduras (queda muy bien por ejemplo con zanahoria, calabacín y puerro), gratinadas con queso vegano, rellenas con arroz salvaje, etc. Siempre se pueden adaptar las cosas a nuestros gustos y a lo que tengamos por casa ;)

 

Imprimir

Berenjenas blancas rellenas de arroz negro

Deliciosas berenjenas asadas a la sartén y rellenas con arroz negro, perejil y remolacha.
Tiempo de preparación 10 minutos
Tiempo de cocción 20 minutos
Tiempo total 30 minutos
Autor CreatiVegan.net

Ingredientes

  • 2 berenjenas blancas redondas unos 450 g
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • una pizca de sal
  • 1 taza de arroz negro cocido
  • 2 cucharadas de remolacha rallada encurtida
  • 2 cucharaditas de perejil fresco picado

Elaboración paso a paso

  • Calienta una sartén grande antiadherente de fondo grueso a fuego medio. Extiende por todo el fondo el aceite.
  • Corta las berenjenas a lo largo y hazle unos cortes a la carne de las berenjenassin llegar a la piel.
  • Espolvoréalo con un poco de sal y ponlas en la sartén, boca abajo. Deja que se doren 1-2 minutos y añade 150 ml de agua.
  • Tápalo, baja el fuego a bajo-medio y deja que se hagan 15-18 minutos, hasta que estén tiernas. Vigílalas de vez en cuando y levántalas para ver cómo van. Si ves que se doran muy rápido, baja un poco más el fuego.
  • Saca las berenjenas con cuidado y saca la carne de las berenjenas con una cuchara (si no puedes, corta todo el perímetro con un cuchillo y sácalo con la cuchara, siempre teniendo cuidado de no llegar hasta la piel). Pásalo a un bol.
  • Calienta el arroz (al microondas 2 minutos a 600W, parando tras 1 minuto para remover) y mézclalo con la carne de las berenjenas. Añade una pizca de sal.
  • Escurre la remolacha y lávala (esto es para evitar que tiña toda la mezcla, es opcional). Añádela al bol y mézclalo bien.
  • Pica el perejil, añádelo al bol y mézclalo también. Pruébalo y rectifica de sal si fuese necesario. Puedes añadir semillas de lino tostado o frutos secos picados (nueces o piñones, por ejemplo).
  • Rellena las berenjenas con la mezcla y sírvelas.

Notas

Puedes acompañarlas con cremas y sopas frías como el gazpacho o el salmorejo, con ensaladas fresquitas, o con un buen guiso. Quedan genial para servir como primer plato o como aperitivo si usáis berenjenas de tamaño pequeño.
CreatiVegan.net

Ver Comentarios

  • Jo, no tengo ni idea de dónde comprar ésas berenjenas, aún así probaré la receta con las berenjenas normales.

Entradas recientes

Mi nuevo libro de técnicas de cocina vegana

Bueno, el título creo que es bastante explícito, ¿no? ;) Pues ya ha salido Cocina…

9 meses ago

Parmigiana vegana de Zaraida

Hacía tiempo que no publicaba por aquí, pero la ocasión lo vale. Una receta que…

10 meses ago

Norfolk dumplings en sopa de verduras

La receta de hoy nos puede resultar bastante peculiar porque los "dumplings" no son algo…

1 año ago

Poutine vegano

Cada vez que un plato se hace icónico todo el mundo se quiere apuntar el…

1 año ago

Flan de plátano

Perdonad el título soso para la receta de hoy. Deben ser los calores. La verdad…

1 año ago

Casserole de macarrones y hamburguesa

Igual suena raro el título, pero el plato es así, una preparación al horno de…

2 años ago