window.dataLayer = window.dataLayer || []; gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'G-RHX7GHN9Z7');

Albóndigas de tofu y pimiento amarillo

Una cosa que me gusta mucho de hacer albóndigas es que suelo hacer mucha masa y puedo congelar un par de bolsas o tuppers de albóndigas para cualquier otro día en el que no me apetezca cocinar o me apetezcan albóndigas :) Además, al ser porciones pequeñas puedo coger las que quiera y añadirlas a la comida que sea o ponerles cada vez una salsa diferente.
Lo especial de estas albóndigas es el sabor del pimiento amarillo. Antes odiaba todos los tipos de pimiento (como odiaba prácticamente todas las verduras), pero según aprendí a cocinar y a hacerlos de mil formas diferentes empezaron a ser uno de los imprescindibles en mi nevera.

Dificultad: media
Tiempo de preparación: 35 minutos + tiempos de reposo
Raciones: para unas 30-35 albóndigas
Ingredientes:

♥ 320 g de pimiento amarillo en trozos (ya sin pepitas ni rabillo, más o menos un par de pimientos hermosos)
♥ 300 g de tofu duro
♥ ½ pimiento rojo italiano
♥ 4 spring onion (cebolla de primavera)
♥ ½ zanahoria mediana
♥ 3 cucharadas de almidón de maíz (maicena)
♥ 3 cucharadas de harina de arroz glutinoso o almidón de patata
♥ 4-6 cucharadas de gluten de trigo
♥ aprox. 1 taza de harina de trigo para cubrir las albóndigas
♥ aceite de oliva o de girasol para freír

Especias y condimentos:
♥ 1 diente de ajo
♥ 1 cucharada de salsa de soja
♥ aprox. ½ cucharadita de sal
♥ 1 cucharada de vinagre de arroz
♥ 1 cucharada de humo líquido (opcional)
♥ ½ cucharadita de tomillo
♥ ¼ de cucharadita de pimienta negra molida
♥ 2 cucharaditas de semillas de sésamo negro (opcional)

Para la salsa:
♥ 2 tazas de agua + ¼ de pastilla de caldo de verduras (o 1 taza de agua + 1 taza de caldo de verduras
♥ ¾ de taza de menestra o ensaladilla de verduras congelada
♥ 1 cucharada de harina de trigo normal
♥ una pizca de sal
♥ 1 cucharada de nata líquida de soja/avena/almendras/arroz (la que quieras) (opcional)

Escurre el tofu y ponlo en un trapito fino limpio o doble muselina, ciérralo y gíralo para exprimir el tofu. Puedes apretarlo con las manos, no hay problema, no necesitamos que conserve una forma concreta. Sigue escurriéndolo y drenando hasta que ya no salgan chorritos de líquido, nos tiene que quedar un tofu muy seco.
Sácalo de la tela y ponlo en un bol.

Pica el pimiento amarillo muy fino a mano o con el accesorio de picadora de la batidora (o en una batidora de vaso pulsando 5-6 veces, pulsaciones cortas) y ponlo en el bol con el tofu.
Haz lo mismo con el pimiento rojo.
Pela la zanahoria y pícala fina también antes de agregarla al bol.
Lava las cebollas de primavera y pícalas bien finas a mano. Añádelas al bol también.
Pela el diente de ajo, quita el nervio y pícalo fino o pásalo por un machacador de ajos antes de agregarlo al bol.
Añade todas las especias y condimentos y mézclalo bien.

Agrega el almidón de maíz y harina de arroz glutinoso y sigue mezclando hasta que quede una masa homogénea.
Ahora añadiremos cucharada a cucharada el gluten de trigo. La cantidad dependerá del líquido que tenga nuestra masa. Aunque hayamos escurrido muy bien el tofu, los pimientos tienden a soltar líquido. Yo he añadido 4 cucharadas, removiendo muy bien, y ha sido suficiente. Tiene que quedar una masa consistente y a la que se pueda dar forma con las manos. Si tu masa está más húmeda, blanda y pegajosa, puedes añadir más gluten, 1 cucharada cada vez, y mezclarlo bien.

Tápalo y déjalo reposar al menos 1 hora antes de hacer las albóndigas. Puedes dejarlo de un día para otro, no hay problema. El propósito de dejarlo reposar es para que se se desarrollen más los sabores, así que si tienes prisa puedes omitir este paso.

 Calienta abundante aceite para freír en una freidora, una sartén honda o una cacerola (al menos suficiente aceite para cubrir las albóndigas hasta un poco más de la mitad) a 175ºC. Prepara un plato o una rejilla con papel de cocina absorbente. Para comprobar si el aceite está caliente puedes meter un palillo de bambú hasta el fondo; si salen muchas burbujitas alrededor, es que ya está caliente. También puedes probar poniendo una pizca de masa.

Ve tomando porciones de masa de algo más de una cucharada y dándoles forma esférica. Pásalas por un plato hondo o un recipiente con harina de trigo.
Cuando el aceite esté caliente mete las albóndigas que quepan (no lo satures de albóndigas) y fríelas unos 4 minutos, moviéndolas de vez en cuando para que se hagan homogéneamente.
Cuando estén doradas sácalas con una espumadera o unas pinzas a una rejilla o un plato con papel de cocina absorbente y pon otra tanda de albóndigas.

Una vez fritas y escurridas puedes dejarlas enfriar, meterlas en bolsas de congelación y congelarlas, o puedes hacerlas con salsa (quizá todas no, salvo que vayas a hacer para mucha gente).

Para la salsa (para 2 platos, 10 albóndigas) pon en una sartén alta (o cacerola ancha y baja) el agua, caldo y sal a fuego fuerte y tápalo. Cuando empiece a hervir añade la menestra y tápalo. Cuando hierva de nuevo baja el fuego a fuego medio y deja que hierva 5 minutos.
Añade las albóndigas y remuévelo bien.
Mezcla la harina con 1 vaso de agua y agrégalo a la sartén. Remuévelo muy bien y tápalo. Deja que cueza 5 minutos más, removiendo de vez en cuando, o hasta que la salsa haya espesado un poco. Pruébalo y añade una pizca más de sal si fuese necesario (o caldo de verduras) y la nata vegetal (es opcional).
Apaga el fuego y sírvelo caliente.

Un platazo calentito y muy rico ;)

Si tienes menestra o ensaladilla de verduras de bote en lugar de congelada, puedes ahorrarte 5 minutos de cocción (los primeros), ya que las verduras ya están hechas y sólo necesitamos calentarlas.
Si quieres puedes hacer tu propia menestra con verduras y hortalizas frescas, sólo tienes que cortarlas en trocitos pequeños (y serán 5 minutos más de cocción con un poco más de agua). Puedes elegir las que quieras y estén de temporada: zanahorias, judías verdes planas o francesas, tirabeques, ajos porros (tallos de ajos), ajetes, patata, boniato, calabaza, guisantes, habitas tiernas, pimiento, puerro, espárragos trigueros, champiñones, coles de bruselas, romanescu, coliflor, corazones de alcachofa, maíz… Y si alguno de estos ingredientes no te gusta cocido (como puede ser la coliflor), hazlo aparte a la plancha, al grill o frito y después añádelo al caldo. Quedará estupendo, con otra textura y otro sabor, tostado, más agradable.

Para hacer las albóndigas he elegido pimiento amarillo por su sabor, más suave y dulzón, que hace que queden estupendas con cualquier salsa. Además he añadido pimiento rojo, por darle unas chispas de color y sabor un poco más fuerte, cebollas de primavera por su suavidad y el sabor que adquieren cocinadas, zanahoria por aprovechar media que tenía ahí muerta de risa, y el tofu para que tengan una consistencia media, tiernas pero no demasiado carnosas (si las quieres más contundentes, añade más gluten).
Con los almidones haremos que las albóndigas mantengan su forma y queden jugosas por dentro. El almidón de maíz forma un gel más duro que el almidón de patata o de tapioca, mientras que la harina de arroz glutinoso hace que queden más elásticas y tiernas, de ahí la combinación. Si no tienes harina de arroz glutinoso (la venden en supermercados orientales) puedes usar almidón de tapioca o de patata.
Con la adición del gluten no sólo hacemos la masa más cohesiva, también más parecida a las albóndigas tradicionales. Evita que las albóndigas se rompan, queden arenosas o se deshagan y les da una textura carnosa (débil a fuerte, según la cantidad que añadamos; a más cantidad, más parecidas al seitán serán) y compacta.

Las especias y sabores también los he elegido para que el sabor, en conjunto, sea suave. Se puede añadir también salvia, orégano, nuez moscada, pimienta blanca, hierbabuena, perejil, etc., en cantidades pequeñas para que no predominen sobre el aroma del resto de ingredientes, o bien cambiar el sabor por completo con mezclas de especias como el curry (y tampoco te pases de curry, con 1 cucharadita es suficiente).

Para que queden bien es necesario freírlas o hacerlas al horno (ponlas en una bandeja de horno con papel para hornear, deja una pequeña separación entre ellas y hornéalas a 180ºC unos 15 minutos, hasta que veas que se doran). Hervidas o al vapor se os desharán, pero una vez fritasu horneadas sí podéis recalentarlas al vapor o hervirlas con un caldo o salsa, como he hecho yo.

Como decía al principio, todas las albóndigas que me sobran van al congelador. Las pongo en bolsas de congelación bien cerradas y ya tengo albóndigas para cuando quiera. Lo mejor es que puedes coger sólo las piezas que vayas a usar, sin tener que descongelarlas todas (si están un poco pegadas, deja caer la bolsa a la encimera un par de veces), así un día las hago en salsa para platazo de cuchara y otro día, por ejemplo, para pasta.
La salsa de la pasta que véis es casi igual que la del guiso, sólo que he añadido salsa de tomate y no he puesto sal (la salsa de tomate ya lleva suficiente).

Podéis ver más recetas de albóndigas veganas aquí y en el recetario festivo 2013 (páginas 94-95), y un tutorial muy majo para que las hagáis como queráis, aquí.

Bon profit! ;)

Imprimir

Albóndigas de tofu y pimiento amarillo

Plato Plato principal
Tiempo de cocción 30 minutos
Tiempo total 30 minutos
Raciones 30 -35 albóndigas
Autor CreatiVegan

Ingredientes

  • 320 g de pimiento amarillo en trozos ya sin pepitas ni rabillo, más o menos un par de pimientos hermosos
  • 300 g de tofu duro
  • ½ pimiento rojo italiano
  • 4 spring onion cebolla de primavera
  • ½ zanahoria mediana
  • 3 cucharadas de almidón de maíz maicena
  • 3 cucharadas de harina de arroz glutinoso o almidón de patata
  • 4-6 cucharadas de gluten de trigo
  • aprox. 1 taza de harina de trigo para cubrir las albóndigas
  • aceite de oliva o de girasol para freír
  • Especias y condimentos:
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • aprox. ½ cucharadita de sal
  • 1 cucharada de vinagre de arroz
  • 1 cucharada de humo líquido opcional
  • ½ cucharadita de tomillo
  • ¼ de cucharadita de pimienta negra molida
  • 2 cucharaditas de semillas de sésamo negro opcional
  • Para la salsa:
  • 2 tazas de agua + ¼ de pastilla de caldo de verduras (o 1 taza de agua + 1 taza de caldo de verduras
  • ¾ de taza de menestra o ensaladilla de verduras congelada
  • 1 cucharada de harina de trigo normal
  • una pizca de sal
  • 1 cucharada de nata líquida de soja/avena/almendras/arroz la que quieras (opcional)

Elaboración paso a paso

  • Escurre el tofu dentro de un trapo fino o muselina, retorciéndolo y estrujándolo con las manos para sacar todo el líquido posible. Cuando ya no salgan chorritos de agua, pásalo a un bol para mezclar.
  • Pica finos los pimientos, spring onion y zanahoria y añádelos al bol.
  • Pela el ajo, quita el nervio, pícalo fino y agrégalo.
  • Añade todas las especias y condimentos. Mézclalo todo.
  • Agrega el almidón de maíz y harina de arroz y mézclalo bien.
  • Añade el gluten de trigo y mézclalo bien hasta que quede una masa homogénea y consistente. Si es necesario añade más gluten, hasta que la masa se pueda manejar con las manos.
  • Deja reposar la masa al menos 1 hora antes de hacer las albóndigas.
  • Forma las albóndigas a mano y pásalas por la harina de trigo para cubrirlas ligeramente.
  • Fríe las albóndigas 4 minutos en abundante aceite a 175ºC, moviéndolas de vez en cuando, hasta que se doren y sácalas a un plato con papel de cocina absorbente.
  • Para hacer la salsa hierve el agua, caldo y sal a fuego fuerte, tapado.
  • Añade la menestra o ensaladilla de verduras y cuécelo 5 minutos más a fuego medio, tapado.
  • Agrega las albóndigas y la harina mezclada con 1 vaso de agua y deja que cueza 5 minutos más, tapado, removiendo de vez en cuando.
  • Pruébalo, rectifica de sal y sírvelo caliente.

CreatiVegan.net

Ver Comentarios

  • Fabuloso. La apunto para realizarla este puente. Muchas gracias, qué bién explicado todo. Mis respetos

Entradas recientes

Mi nuevo libro de técnicas de cocina vegana

Bueno, el título creo que es bastante explícito, ¿no? ;) Pues ya ha salido Cocina…

1 año ago

Parmigiana vegana de Zaraida

Hacía tiempo que no publicaba por aquí, pero la ocasión lo vale. Una receta que…

1 año ago

Norfolk dumplings en sopa de verduras

La receta de hoy nos puede resultar bastante peculiar porque los "dumplings" no son algo…

2 años ago

Poutine vegano

Cada vez que un plato se hace icónico todo el mundo se quiere apuntar el…

2 años ago

Flan de plátano

Perdonad el título soso para la receta de hoy. Deben ser los calores. La verdad…

2 años ago

Casserole de macarrones y hamburguesa

Igual suena raro el título, pero el plato es así, una preparación al horno de…

2 años ago