window.dataLayer = window.dataLayer || []; gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'G-RHX7GHN9Z7');

Albóndigas de tofu y calabacín

Dificultad: media
Tiempo de preparación: 60 minutos
Raciones: para 4-6 personas
Ingredientes:

♥ 400 g de tofu duro
♥ 1/2 calabacín mediano
♥ 1/2 cebolla
♥ 2 cucharadas de salsa de soja
♥ 1 cucharada de harina para cocinar sin huevo
♥ 4 cucharadas de gluten de trigo o harina de garbanzo
♥ 4 cucharadas de harina de arroz
♥ 1 cucharada de tomate frito o salsa de tomate
♥ 1 cucharadita de ajo en polvo
♥ 1/2 cucharadita de tomillo
♥ 1/2 cucharadita de perejil
♥ 3 cucharadas de aceite de oliva
♥ pan rallado y harina para rebozar
♥ aceite de girasol para freír
Para la salsa:
♥ 1 tomate
♥ 1/2 pimiento rojo
♥ 1/2 pimiento verde italiano
♥ 1 puerro mediano
♥ 4 champiñones grandes
♥ 1/2 calabacín mediano
♥ 400 g de tomate triturado normal (hay que tamizarlo) o tamizado
♥ 1 cucharada de aceite de oliva
♥ 1 cucharadita de maicena o almidón de tapioca
♥ 1 hoja de laurel
♥ una pizca de sal

Calienta en una sartén mediana el aceite de oliva a fuego medio. Pica bien fina la cebolla (puedes usar un rallador, una mandolina o una picadora) y deja que se dore en la sartén, removiendo de vez en cuando. Tardará 7-10 minutos en coger un buen color tostadito.
Mientras, escurre el tofu, desmígalo con las manos y prénsalo sobre un colador para que suelte un poco más de agua. Pásalo a un bol grande.
Lava bien el calabacín y rállalo con un rallador grueso (de ojos grandes). Mézclalo con el tofu y añade el ajo, tomillo, perejil y tomate frito.
Cuando la cebolla esté tostada añádela al bol del tofu y mézclalo todo muy bien. Ve agregando la salsa de soja, la harina para cocinar sin huevo, el gluten o harina de garbanzo y la harina de arroz, procurando que se mezcle muy bien.
Prepara un plato hondo o una bandeja con aproximadamente 5 cucharadas de pan rallado y otras 5 de harina de trigo, y mézclalas. Ve formando las albóndigas cogiendo trocitos de masa y dándoles forma de bolita más bien pequeña, de 2 a 2,5 cm de diámetro, y pásalas por la mezcla de harina con pan rallado para cubrirlas bien. Mientras haces las bolitas puedes poner a calentar aceite de girasol en una sartén honda a fuego medio. Necesitarás suficiente aceite para cubrir las albóndigas hasta la mitad (dependiendo del diámetro de tu sartén, será como mucho un vaso). También sirve la freidora. Ponla a 180ºC. Cuando tengas hecha la mitad de la masa, ve friendo la primera tanda de albóndigas. Sólo tienes que dejarlas en la sartén y darles la vuelta cuando veas que empiezan a dorarse. Mientras, sigue haciendo albóndigas con la masa que te queda, para una segunda tanda. Las que saques de la sartén o de la freidora colócalas en un plato grande con papel de cocina absorbente.

Cuando las tengas todas hechas puedes decidir si seguir cocinando con todas (salen muchas), o sólo con una parte de ellas. La cantidad de ingredientes que he puesto para la salsa es para todas las albóndigas, así que si sólo decides usar la mitad, divide entre 2 los ingredientes de la salsa. Guarda el resto de las albóndigas en un envase cerrado en la nevera si las vas a consumir en los próximos 3 días, o en el congelador (te aguantan un par de meses).

Para hacer la salsa lava todas las verduras y córtalas en trozos medianos. Calienta en una sartén grande la cucharada de aceite y saltea las verduras a fuego fuerte durante 4-5 minutos. Baja el fuego, añade las albóndigas y prepara el tomate tamizándolo con un colador fino, ayudándote con una cuchara, o añade directamente el tomate triturado tamizado junto con una pizca de sal y la hoja de laurel. Diluye la maicena en 1 vaso de agua fría y añádelo a la sartén. Remuévelo todo con cuidado y deja que se cueza 8-10 minutos. Remueve ocasionalmente con mucho cuidado para que no se rompan las albóndigas y sírvelo caliente.

*Si quieres hacer las albóndigas al horno en lugar de fritas, colócalas sobre una bandeja para horno con papel para hornear, dejando algo de espacio entre cada albóndiga. Hornéalas 12-14 minutos a 175ºC o hasta que se doren ligeramente.

He puesto 60 minutos de tiempo de preparación por si tardáis en hacer la masa y formar las albóndigas, pero con un poco de práctica se hace todo en 40 minutos. Aunque tardes un poco más no pasa nada porque el plato desde luego que sale tan bueno que merece la pena el esfuerzo.

La gracia de estas albóndigas es que se deshacen en tu boca, no en tu mano. Ya en serio, se pinchan con el tenedor y se deshacen en la boca, liberando todo el sabor que les hemos dado con la cebolla tostadita, el calabacín y las especias. El tomate frito que hemos echado en la masa potencia bastante el sabor (¡se nota!), y la salsa de tomate que preparamos para acompañar le va de maravilla. Por supuesto se puede mojar pan ;)

Ingredientes intercambiables:
Gluten/Harina de garbanzo: lo que necesitamos es una harina que aglutine sin resecar, por eso podemos utilizar indistintamente gluten de trigo o harina de garbanzo, que queda cremosa (piensa que las tortillas de patata las hago con harina de garbanzo). También sirve harina de arroz glutinoso.
Harina de arroz/harina de maíz: para mezclar y aglutinar (poco) la masa. No confundir harina de maíz con maicena o almidón de maíz, porque ni es lo mismo ni actúan igual.
Harina para cocinar sin huevo: he utilizado Yolanda, pero sirve cualquier otra, incluídas las de rebozados. Le aportan esponjosidad a la masa.
Pan rallado y harina: se puede usar en su lugar pan rallado de maíz y cualquier otra harina de cereal, o almidón de maíz. En este caso nos quedará muy bien tanto si usamos harina como algún almidón.
Las especias: si te apetece variar sabores, añade más especias o cámbialas. El curry y el comino le cambian el sabor por completo (albóndigas de tofu al curry, mmmmhhh…), otras especias que resultan muy interesantes son el orégano, albahaca, estragón, cardamomo (mejor para la salsa), eneldo, clavo molido, romero, pimentón dulce, pimienta blanca/negra, menta, hierbabuena, etc.

CreatiVegan.net

Ver Comentarios

  • Hola Virginia!

    Hoy he hecho tus albóndigas para cenar y son deliciosas! La masa de la albóndiga se trabaja muy bien al formar las bolitas. Aguantan bien enteras cuando se guisan con el tomate.

    Me encantan, un plato sencillo y que puedes hacer a menudo por lo asequible de los ingredientes :)

    Saludos!!! (⌒_⌒)

Entradas recientes

Mi nuevo libro de técnicas de cocina vegana

Bueno, el título creo que es bastante explícito, ¿no? ;) Pues ya ha salido Cocina…

1 año ago

Parmigiana vegana de Zaraida

Hacía tiempo que no publicaba por aquí, pero la ocasión lo vale. Una receta que…

1 año ago

Norfolk dumplings en sopa de verduras

La receta de hoy nos puede resultar bastante peculiar porque los "dumplings" no son algo…

2 años ago

Poutine vegano

Cada vez que un plato se hace icónico todo el mundo se quiere apuntar el…

2 años ago

Flan de plátano

Perdonad el título soso para la receta de hoy. Deben ser los calores. La verdad…

2 años ago

Casserole de macarrones y hamburguesa

Igual suena raro el título, pero el plato es así, una preparación al horno de…

2 años ago