window.dataLayer = window.dataLayer || []; gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'G-RHX7GHN9Z7');

Albóndigas de judías negras con salsa de cacahuetes

Hay legumbres como las judías negras que me encantan para hacer albóndigas, milanesas, hamburguesas, etc. Otras siempre me recuerdan patés y cremas, como los garbanzos. Y otras platos de cuchara, como las judías rojas. Aún así, siempre trato de usarlas de mil maneras diferentes y no encasillarlas en los usos típicos que solemos darles. Por eso estas albóndigas, aparte de ser de judías negras, llevan una exquisita salsa de cacahuetes, que son también legumbres, y que sólo solemos usar para tostar y comer como snack ;)

Dificultad: media
Tiempo de preparación: 45 minutos + tiempos de reposo
Raciones: 4 personas
Ingredientes:

Para la leche de cacahuetes:
♥ ½ taza de cacahuetes pelados crudos
♥ 1,5 tazas de agua

Para las albóndigas:
♥ 1,5 tazas de judías negras cocidas y escurridas
♥ 1 cucharada de aceite de oliva
♥ 1 diente de ajo
♥ una pizca de sal (aprox. 1/8 de cucharadita)
♥ ¼ de cucharadita de cominos (semilla entera)
♥ 3 cucharadas de copos de avena
♥ 3 cucharadas de salsa de soja
♥ 2 cucharadas de humo líquido
♥ ¼ de cucharadita de tomillo
♥ ¼ de cucharadita de perejil
♥ ¼ de cucharadita de albahaca
♥ 4 cucharadas de agua
♥ 2 cucharadas de almidón de maíz (maicena)
♥ 2 cucharadas de gluten de trigo
♥ harina integral para pasar las albóndigas
♥ aceite de oliva o de girasol para freír (opcional)

Para la salsa de cacahuetes:
♥ la leche de cacahuetes que habremos hecho
♥ un puñadito de cacahuetes pelados crudos (aprox. 2 cucharadas)
♥ 1/8 de cucharadita de sal
♥ 2 cucharadas de aceite de oliva
♥ ¼ de cucharadita de cominos (semilla entera)
♥ ¼ de cucharadita de semillas de hinojo
♥ 2 clavos de olor
♥ ¼ de cucharadita de fenogreco
♥ ¼ de cucharadita de semillas de mostaza negra
♥ 4-5 cardamomos verdes
♥ 1 hoja de laurel
♥ 1 cucharada de harina de trigo

Antes de nada tenemos que hacer la leche de cacahuetes. Para ello pon los cacahuetes en un bol grande, cúbrelo bien con agua fresca y déjalo reposar en un lugar fresco y seco (si hace mucho calor, en la nevera) al menos 8 horas (lo puedes dejar de un día para otro).

Mientras los cacahuetes están en remojo podemos dejar hechas las albóndigas.

Calienta a fuego medio-alto el aceite en una sartén mediana antiadherente. Pon el comino y deja que se dore un poquito. Añade las judías negras, el ajo y la sal. Deja que se dore 6-8 minutos a fuego medio, salteándolo de vez en cuando, para que se doren lo más uniformemente posible. Si ves que se doran muy rápido, baja el fuego un poco.
Cuando estén doradas y más bien sequitas, pásalas a un bol grande y deja que se templen.

Aplasta las judías con un tenedor y ve añadiendo el resto de ingredientes: la avena, salsa de soja, especias, etc., sin dejar de amasar y aplastar.
Tiene que quedarnos una masa manejable con las manos, no muy pegajosa, pero tampoco seca o que se cuartee. Puedes añadir más agua si te queda seca. También tendrás que añadir un poco más de agua y amasar a mano si hay trocitos de judías que se «despegan» de la masa. Esto es por el gluten, que una vez formado no es muy cohesivo, pero podemos arreglarlo con una pizca más de agua y si fuera necesario una cucharada más de almidón.

Pon en un recipiente la harina integral. Forma las albóndigas a mano, con 1,5 cucharadas de masa (sí, son grandes) y pásalas por la harina. Te saldrán 10-12 albóndigas. Ve dejándolas en otro recipiente.

Una vez formadas todas tenemos que cocinarlas. Podemos hacerlas a la sartén o al vapor.
Para hacerlas a la sartén pon a calentar bastante aceite en una sartén alta o una cacerola mediana antiadherente, a 175ºC. No es necesaio que las albóndigas queden sumergidas, pero al menos suficiente aceite como para que las cubra hasta la mitad (y ten en cuenta que añadiendo las albóndigas al aceite irá subiendo el nivel de éste). Para saber si el aceite está caliente puedes echar una semillita de comino. Si cae y empiezan a salir burbujitas, está listo.

Pon las albóndigas que quepan y muévelas de vez en cuando para que se hagan uniformemente. Si ves que se doran por algún lado muy rápidamente, baja un poquito el fuego. Necesitarán 5 minutos aproximadamente.
Sácalas a un plato con papel de cocina absorbente.

Para hacerlas al vapor utiliza una vaporera grande y pon unas hojas de lechuga sobre el cestito, así evitaremos que las albóndigas se peguen al recipiente. Coloca las albóndigas procurando no apilarlas ni apegotonarlas. Si no caben todas, hazlo en dos tandas.
Ponlo a fuego medio-alto, tapado, y deja que se hagan 14-18 minutos, hasta que las toques (preferiblemente con una cuchara de madera) y estén firmes.
Sácalas y deja que se templen.

Una vez hechas las albóndigas puedes dejar que se enfríen y guardarlas en un recipiente bien cerrado en la nevera (hasta 4 días) o congelarlas en bolsitas de congelación (hasta 3 meses).

Nuestros cacahuetes habrán crecido un poco y estarán más blanditos. Escúrrelos, lávalos y ponlos en el vaso de la batidora junto con ¼ de taza de agua. Bátelo todo junto a velocidad alta. Cuando veas que se ha hecho un puré sigue añadiendo agua y batiendo. Te quedará un batido de color blanco.

Prepara un recipiente alto (un tupper alto por ejemplo) con doble muselina o un trapito muy limpio. Cuela esta leche que hemos hecho por el trapito. Ciérralo y exprime muy bien lo que queda en la tela, para sacar todo el jugo posible, apretándolo y retorciéndolo.

Te quedará por un lado un puñadito de pulpa casi seca y por otro la leche de cacahuete. Guarda la leche de cacahuete en la nevera en una botella o en un recipiente cerrado si no vas a hacer las albóndigas en este momento. Si no sabes qué hacer con la pulpa ahora, métela en una bolsita de congelación y congélala. Puedes buscar recetas que requieran esta pulpa o harina de cacahuete.

Calienta en una sartén alta u olla baja (una rustidera o braseadora) antiadherente el aceite a fuego medio-alto. Dora ligeramente las especias y los cacahuetes y baja un poco el fuego. Añade las albóndigas y mézclalo bien. Agrega la leche de cacahuete y la sal, remuévelo con cuidado y sube el fuego. Cuando empiece a hervir ponlo a fuego medio-bajo, medio tapado, y deja que se cueza 12-14 minutos, removiéndolo solo ocasionalmente. La salsa reducirá bastante. Pruébala y añade una pizca más de sal si lo ves un poco soso (yo añadí un poquito más).

Pon la harina en un bol pequeñito o en un vaso y agrega poco a poco 150 ml de agua fría, removiendo rápidamente para que no queden grumos. Añade esta mezcla a las albóndigas y mézclalo muy bien.
Cuando veas que la salsa ha espesado, retíralo del fuego y sírvelo.

Sírvelas con un acompañamiento ligero: verduras a la plancha, una ensalada fresquita, etc. Las albóndigas están buenísimas, y la salsa está tremenda, pero también llenan bastante ;)

Las judías negras quedan muy bien para hamburguesas, albóndigas, milanesas, etc., y mejor aún si las hacemos primero a la plancha, dorándolas un poquito. El sabor que adquieren es mucho más profundo, ahumado, sin ese sabor típico que tenemos asociado a las judías blancas o a las judías pintas. Podéis echar un vistazo a la receta de hamburguesas de judías negras que subí hace un tiempo, os puede dar muchas más ideas, así como al arroz con judías negras, que también es un platazo super sabroso y colorido a pesar de ser muy simple.

Estas albóndigas son más grandes de lo que suelo hacerlas normalmente. Se pueden hacer más pequeñas, pero con este tamaño os aseguráis de que queden tiernas y jugosas por dentro sin que se deshagan ni queden arenosas.

Se puede variar la receta de muchas maneras, cambiando las especias y añadiendo otros ingredientes, por ejemplo se puede añadir a la masa salsa de tomate casera (otras veces lo he hecho así), mostaza de dijon, semillas de sésamo y/o lino, nueces picadas, harina de garbanzos, etc. Sólo tienes que vigilar la textura de la masa y añadir más líquido o ingredientes aglutinantes para que se pueda manejar con las manos y a la vez después queden tiernas y jugosas. Podéis echar un vistazo a este tutorial para hacer albóndigas veganas, que os dará un montón de ideas :)

La salsa también se puede variar cambiando las especias. Si no tenéis cardamomo no pasa nada, aunque le da un toque muy rico. Se puede usar anís estrellado, canela, semillas de nigella, romero, hojas de curry, pimentón dulce o picante, guindillas secas, nuez moscada, etc., y añadir más cosas a la salsa: cebolla picada, ajo picado, puerro picado, cilantro fresco, espinacas frescas… eso a vuestro gusto, como siempre ;)

 

Imprimir

Albóndigas de judías negras con salsa de cacahuetes

Unas deliciosas albóndigas con una salsa de cacahuetes muy fragante
Tiempo de preparación 45 minutos
Tiempo de cocción 45 minutos
Raciones 4
Autor CreatiVegan.net

Ingredientes

Para la leche de cacahuetes

  • ½ taza de cacahuetes pelados crudos
  • 1,5 tazas de agua

Para las albóndigas

  • 1,5 tazas de judías negras cocidas y escurridas
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 diente de ajo
  • una pizca de sal aprox. 1/8 de cucharadita
  • ¼ de cucharadita de cominos semilla entera
  • 3 cucharadas de copos de avena
  • 3 cucharadas de salsa de soja
  • 2 cucharadas de humo líquido
  • ¼ de cucharadita de tomillo
  • ¼ de cucharadita de perejil
  • ¼ de cucharadita de albahaca
  • 4 cucharadas de agua
  • 2 cucharadas de almidón de maíz maicena
  • 2 cucharadas de gluten de trigo
  • harina integral para pasar las albóndigas
  • aceite de oliva o de girasol para freír opcional

Para la salsa de cacahuetes

  • la leche de cacahuetes que habremos hecho
  • un puñadito de cacahuetes pelados crudos aprox. 2 cucharadas
  • 1/8 de cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • ¼ de cucharadita de cominos semilla entera
  • ¼ de cucharadita de semillas de hinojo
  • 2 clavos de olor
  • ¼ de cucharadita de semillas de fenogreco
  • ¼ de cucharadita de semillas de mostaza negra
  • 4-5 cardamomos verdes
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharada de harina de trigo

Elaboración paso a paso

Para la leche de cacahuetes

  • Pon los cacahuetes en un bol grande, cúbrelo bien con agua fresca y déjalo reposar en un lugar fresco y seco al menos 8 horas.
  • Nuestros cacahuetes habrán crecido un poco y estarán más blanditos. Escúrrelos, lávalos y ponlos en el vaso de la batidora junto con ¼ de taza de agua. Bátelo todo junto a velocidad alta. Cuando veas que se ha hecho un puré sigue añadiendo agua y batiendo. Te quedará un batido de color blanco.
  • Prepara un recipiente alto (un tupper alto por ejemplo) con doble muselina o un trapito muy limpio. Cuela esta leche que hemos hecho por el trapito. Ciérralo y exprime muy bien lo que queda en la tela, para sacar todo el jugo posible, apretándolo y retorciéndolo.
  • Guarda la leche de cacahuete en la nevera en una botella o en un recipiente cerrado si no vas a hacer las albóndigas en este momento.

Para las albóndigas

  • Calienta a fuego medio-alto el aceite en una sartén mediana antiadherente. Pon el comino y deja que se dore un poquito. Añade las judías negras, el ajo y la sal. Deja que se dore 6-8 minutos a fuego medio, salteándolo de vez en cuando, para que se doren lo más uniformemente posible. Si ves que se doran muy rápido, baja el fuego un poco.
  • Cuando estén doradas y más bien sequitas, pásalas a un bol grande y deja que se templen.
  • Aplasta las judías con un tenedor y ve añadiendo el resto de ingredientes: la avena, salsa de soja, especias, etc., sin dejar de amasar y aplastar.
  • Tiene que quedarnos una masa manejable con las manos, no muy pegajosa, pero tampoco seca o que se cuartee. Puedes añadir más agua si te queda seca.
  • Pon en un recipiente la harina integral. Forma las albóndigas a mano, con 1,5 cucharadas de masa (sí, son grandes) y pásalas por la harina. Te saldrán 10-12 albóndigas. Ve dejándolas en otro recipiente.
  • Para hacerlas a la sartén pon a calentar bastante aceite en una sartén alta o una cacerola mediana antiadherente, a 175ºC. No es necesaio que las albóndigas queden sumergidas, pero al menos suficiente aceite como para que las cubra hasta la mitad.
  • Pon las albóndigas que quepan y muévelas de vez en cuando para que se hagan uniformemente. Necesitarán 5 minutos aproximadamente.
  • Sácalas a un plato con papel de cocina absorbente.
  • Para hacerlas al vapor utiliza una vaporera grande y pon unas hojas de lechuga sobre el cestito, así evitaremos que las albóndigas se peguen al recipiente. Coloca las albóndigas procurando no apilarlas ni apegotonarlas. Si no caben todas, hazlo en dos tandas.
  • Ponlo a fuego medio-alto, tapado, y deja que se hagan 14-18 minutos, hasta que las toques y estén firmes.
  • Sácalas y deja que se templen.

Para hacer las albóndigas con salsa

  • Calienta en una sartén alta u olla baja (una rustidera o braseadora) antiadherente el aceite a fuego medio-alto. Dora ligeramente las especias y los cacahuetes y baja un poco el fuego. Añade las albóndigas y mézclalo bien. Agrega la leche de cacahuete y la sal, remuévelo con cuidado y sube el fuego. Cuando empiece a hervir ponlo a fuego medio-bajo, medio tapado, y deja que se cueza 12-14 minutos, removiéndolo solo ocasionalmente. La salsa reducirá bastante. Pruébala y rectifica de sal.
  • Mezcla la harina con 150 ml de agua fría, removiendo rápidamente para que no queden grumos. Añade esta mezcla a las albóndigas y mézclalo muy bien.
  • Cuando veas que la salsa ha espesado, retíralo del fuego y sírvelo.
CreatiVegan.net

Ver Comentarios

  • Hola!! Llevo un tiempo haciendo tus recetas y la verdad que están todas muy buenas, pero estas albóndigas... absolutamente impresionantes!!! Muchas gracias por tu trabajo y el esfuerzo que pones, enhorabuena!

    • Hola Luisa!
      Me alegro de que te gusten tanto!! ^__^
      Gracias por hacerlas y por comentarlo, que siempre me hace ilusión :)
      Un abrazo!!!

Entradas recientes

Mi nuevo libro de técnicas de cocina vegana

Bueno, el título creo que es bastante explícito, ¿no? ;) Pues ya ha salido Cocina…

1 año ago

Parmigiana vegana de Zaraida

Hacía tiempo que no publicaba por aquí, pero la ocasión lo vale. Una receta que…

1 año ago

Norfolk dumplings en sopa de verduras

La receta de hoy nos puede resultar bastante peculiar porque los "dumplings" no son algo…

2 años ago

Poutine vegano

Cada vez que un plato se hace icónico todo el mundo se quiere apuntar el…

2 años ago

Flan de plátano

Perdonad el título soso para la receta de hoy. Deben ser los calores. La verdad…

2 años ago

Casserole de macarrones y hamburguesa

Igual suena raro el título, pero el plato es así, una preparación al horno de…

2 años ago